miércoles, 16 de noviembre de 2016

Maniac Cop



Director:  William Lustig

Guión: Larry Cohen

Reparto: Tom Atkins, Bruce Campbell, Laurene Landon, Richard Roundtree, William Smith, Robert Z'Dar

Reseña:

Recientemente, he vuelto a revisar esta genialidad dirigida por William Lustig (Maniac) y escrita por el incombustible Larry Cohen. La película narra como  una serie de brutales crímenes están aterrorizando la ciudad de Nueva York. Sin embargo, los asesinatos no son cometidos por un psicópata cualquiera sino por un ex-policía, Matt Cordell. La policía detiene al oficial Jack Forrest, acusado de cometer los asesinatos después de que su mujer aparezca salvajemente asesinada.  A pesar de todo, la compañera de Forrest, Teresa Mallory, está  plenamente convencida de su inocencia...

Con este argumento tan atractivo arranca uno de los mejores thrillers de terror de la década de los 80. Sus mayores bazas son las geniales secuencias de acción, logradas por el buen trabajo conseguido siempre por el tándem Lustig/Cohen, las estupendas interpretaciones de su plantilla de actores (destacando sin duda a Bruce Campbell) y las consabidas y esperadas dosis de sangre. Resulta además una película del todo estimulante al contar la historia del típico policía rudo que se salta la ley a la torera, pero dándole un giro total, al ser éste el villano y no el salvador. Es decir, imaginaos a Harry el Sucio traicionado y vengativo, sería el corpulento Matt Cordell sin duda alguna. Cómo maneja Cohen todo el suspense a lo largo del guión es sin duda para enmarcar, ya que juega con el espectador de una manera asombrosa, haciendo con él lo que le viene en gana. Es todo un acierto presentar en un principio la figura del psicópata para después comenzar una presentación de libro de los personajes, seguir con un desarrollo ágil y directo de toda la trama de investigación y finalizar con un clímax cargado de persecuciones, tiros y sangre.

Desde luego, Maniac Cop supone todo un soplo de aire fresco al género de terror ya que revitaliza la concepción del slasher más simplón al introducir además una trama vengativa, no contra un grupo concreto de individuos en mayor o menor grado de estupidez, sino contra todo un estamento como es el de la policía. Aquí juega un papel clave, cómo no, todo lo concerniente al aire de crispación que se respira en la caótica y peligrosa ciudad de Nueva York, que poco tiene que ver con  lo que es a día de hoy, o al menos no de un modo tan exagerado y visceral. Sin duda, resulta turbador ver cómo los ciudadanos de a pie se toman la justicia por su mano y empiezan a masacrar policías. Bestial.

Maniac Cop es una película muy recomendable, sencilla, pero muy bien hilvanada, especialmente por lo más primordial: un buen libreto. Fue seguida por dos continuaciones, Maniac Cop 2, para mí superior a esta primera entrega y mucho más salvaje y extrema, y una rocambolesca y problemática tercera entrega, Badge of Silence: Maniac Cop 3, que también tiene sus buenas virtudes a pesar de entrar directamente en el terreno del thriller sobrenatural.

No la dejéis escapar porque, de verdad, merece muchísimo la pena.


Editada en España por Research Entertainment, en Blu-Ray (BD-R) y DVD, y dentro de una colección Halloween, de distribuidor desconocido, y seguramente de condición pirata, que se puede comprar en centros como Carrefour y similares.

No hay comentarios: