viernes, 20 de noviembre de 2015

Messengers 2




Título: Messengers 2: The scarecrow

Dirección: Martin Barnewitz

Intérpretes: Norman Reedus, Claire Holt, Richard Riehle, Matthey McNulty

Reseña:

Escrita por Todd Farmer al igual que la primera entrega, Messengers 2 es una toda una precuela (algo muy común en los directos a vídeo) en la que lo único que hay en común con la original es el escenario en el que transcurre la historia. Ahora resulta que nos enteramos de que en la granja en la que transcurría The Messengers vivía antes otra familia. Ahogado por las deudas debido a la poca productividad de su maizal, el padre de la familia, interpretado por Norman Reedus (Blade II, The Walking Dead), encuentra un horrible espantapájaros en el cobertizo. Al poco tiempo de colocar el espantapájaros en mitad del campo, los pájaros que estaban acabando con sus esperanzas de negocio mueren y su suerte empieza a cambiar, pero a costa de su salud mental. Si algo bueno tiene Messengers 2 es que al menos da miedo en dosis muy justas y entretiene lo suficiente como para aguantar hasta su visionado hasta el final. Además, pese a no ser una película demasiado buena, se deja ver por el aficionado, y la verdad es que yo no he tenido la sensación de perder el tiempo con ella, más que nada porque era plenamente consciente de lo que iba a ver. Eso sí, con toda esta parrafada pretendo dejar bien claro que, a pesar de su condición de precuela, poco tiene que ver con la cinta original al plantear una historia nueva y prácticamente independiente.

Si uno se para a analizar detenidamente el film podrá comprobar que, aunque desde el punto de vista argumental éste resulte atractivo, peca de ser muy poco original. La historia es de lo más predecible a poco que uno haya visto algo de cine, incluyendo la identidad de los supuestos mensajeros a los que hace alusión el título. Al menos, las secuencias de pesadilla están bastante conseguidas y Norman Reedus, que protagoniza la mayor parte de las mismas, demuestra que no es en absoluto mal actor. Sin el menor problema, se llega al desenlace de la película, tan tópico como todo lo demás, y aunque parezca bastante pesadillesco, está muy lejos de impactar al espectador.

En definitiva, Messengers 2 no deja de ser una cinta de terror recomendable únicamente para pasar un buen rato sin demasiadas pretensiones y, aunque funciona como precuela, es un mero producto para la estantería del videoclub (si es que todavía existe alguno).

Editada en BluRay por Vértice en soporte BD-R.

Nota: 4/10.

No hay comentarios: