sábado, 16 de junio de 2012

Sombras Tenebrosas (Dark Shadows)




Dirección: Tim Burton
Con Johnny Depp, Michelle Pfeiffer, Helena Bonham Carter, Eva Green

Crítica:

El último trabajo de Tim Burton sólo tiene un calificativo: decepcionante. A muchos no les gustó Alicia en el País de las Maravillas, a un servidor le encantó. Pero esta vez la cosa ha sido muy distinta, así que vayamos por partes. Dark Shadows empieza muy bien, ya que desde el principio la narración es trepidante y, como el resto del film, hace gala de unos efectos visuales y una fotografía alucinantes. Hay una parte central que se hace pesada y plomiza en la que no se cuenta absolutamente nada, siendo poco más que un ir y venir de personajes sin ningún tipo de profundización dramática en los mismos ni un argumento definido. Y hay una parte final frenética, artificiosa y terrorífica, al nivel del prólogo. Y eso es todo.

Se esperaba mucho más de esta película, pero Tim Burton, un tanto apático, nos obsequia con la nada durante más de una hora central en la que no ocurre nada relevante (y no es una exageración) y en la que sobra minutaje para parar un tren. Sin embargo, la culpa no la tiene del todo Tim Burton puesto que sigue conservando el estilo tétrico que le caracteriza de siempre, sino los guionistas. El principal defecto grande de Sombras Tenebrosas es la poco trabajada historia que se quiere contar a través de un guión no menos logrado, dentro del cual se describen secuencias sin apenas contenido y, peor aún, sin originalidad alguna. Para colmo, sumándose a la falta total de una descripción satisfactoria de personajes, está ese desequilibrio narrativo que empapa cada página de guión. Así, justo cuando llega el final de la película, da la sensación de que los autores del libreto quieren arreglar todo lo que han hecho mal hasta entonces aportando multitud de datos que podrían haber desarrollado más convenientemente desde el principio. Por consiguiente, lo mejor del film es su estética, haciendo pleno honor al título.

Dentro de lo lento que resulta el film, son de agradecer los puntos cómicos que dan cierta frescura al conjunto, aunque desgraciadamente son tan escasos que no consiguen salvarlo del desastre. Pequeños brotes de ingenio surgen de vez en cuando para diluirse sin remedio en la laguna de lo vacío.

Interpretativamente, lo mejor es Johnny Depp, como en cualquier otra cinta de Tim Burton que se precie. El resto de intérpretes, a excepción de Michelle Pfeiffer, son meros monigotes desdibujados que, siguiendo la batuta de Burton, hacen un trabajo sobreactuado muy en la línea de aquello a lo que ya nos ha acostumbrado durante toda su carrera, para bien y para mal. No merece elogio ni siquiera el papel de Helena Bonham-Carter, totalmente desaprovechado y sin chispa ni justificación de presencia. Mención especial se merece Chloe Moretz, un personaje tan confuso y mal escrito que, de patético que resulta, no desentona en absoluto con toda la mediocridad lastimosa que envuelve la película. Y encima, para colmo, este personajillo desdibujado pone la guinda final de la desidia argumental en el desenlace de la función.

En resumidas cuentas, Dark Shadows es una cinta de género inclasificable, muy irregular, carente de ritmo y garra, y visualmente magistral pero vacía en su conjunto. La considero, muy de lejos, la peor película que ha rodado Tim Burton.

Una pena.

Nota: 2,5/10.
Leer critica Sombras tenebrosas en Muchocine.net

No hay comentarios: