sábado, 16 de junio de 2012

American Pie: El reencuentro (American reunion)




American Pie: El reencuentro

Dirección: Jon Hurwitz, Hayden Schlossberg
Con Jason Biggs, Alyson Hannigan, Seann William Scott, Tara Reid


Crítica:

Odiada por gran parte de la crítica seria pero todo un éxito de público, a partir de la cuarta entrega la saga quedó relegada al mercado del vídeo, aunque su popularidad no disminuyese ni un ápice. Cierto es que la séptima parte, American Pie: El libro del amor fue, con diferencia, la peor hasta la fecha, ya que no quedaba nadie de la quinta y sexta, y ni mucho menos de la trilogía original, a excepción del entrañable padre de Jim. Band Camp, The Naked Mile, Beta House y The book of love no dejaban de ser meros spin-offs de las tres primeras películas pero seguían aportando risas desprejuiciadas al espectador. Por supuesto, la forma de calificar una película de este tipo es completamente diferente a calificar Ciudadano Kane, pero si se tiene cierta vena gamberra no se tiene por qué no disfrutar con American Pie. Además, de eso se trata.

Esta octava entrega vendría a ser una continuación de la trilogía original y retoma todos (y digo todos) los personajes de las dos primeras, ya que ni Mena Suvari, ni Chris Klein ni Tara Reid (entre otros muchos) estuvieron en la hilarante American Pie: ¡Menuda boda! American Reunion funciona como continuación, como comedia guarrilla y sorprendentemente como película reflexiva. Si en la primera American Pie muchos nos reímos a los 18 años, ahora nos reímos a los 30, estableciendo cierto paralelismo entre el tipo de espectador al que va dirigida la película y los personajes de la misma. Esta nueva entrega es la más nostálgica de toda la serie y funciona a base de guiños y gags que rememoran situaciones pasadas en un contexto muy distinto al de la trilogía: la madurez. Una reunión de antiguos alumnos de la promoción del 99 es la excusa para juntar a toda la tropa una vez más. Sin embargo, las cosas entre ellos son ya muy distintas: Jim y Michelle tienen un hijo y apenas tienen relaciones sexuales, Oz y Heather dejaron su relación y cada uno hace su propia vida, Stifler sigue haciendo de las suyas aunque aparentemente tiene un buen trabajo, Kevin está casado y no tiene contacto con Vicky y Finch ha desaparecido del mundo que le conocía. Básicamente, es lo mismo que podría ocurrirle a cualquier grupo de amigos.
            
La película es hilarante de principio a fin y deja al espectador satisfecho por varias razones, siendo la primera de ellas una historia que funciona al no ser una mera excusa para unir situaciones guarras. La continuidad argumental es bastante buena, agradeciéndose ciertos diálogos para justificar la ausencia de algunos personajes en la tercera película. No obstante, lo que sí era inevitable era el encontrar ciertas incongruencias con la saga directa a vídeo.

Interpretativamente, American Reunion también es genial y sus personajes siguen igual, salvo que ahora han envejecido. En resumidas cuentas, American Pie: El reencuentro es una muy buena continuación de la saga, es divertida, es tan guarra como las anteriores y bastante nostálgica.

Nota: 8/10.

No hay comentarios: