viernes, 3 de febrero de 2012

The Collector


Director: Marcus Dunstan
Con Josh Stewart, Michael Reilly Burke, Andrea Roth y Juan Fernández.

Crítica:

Más vale tarde que nunca. Y así ha sido. Con dos años de retraso nos llega a los cines esta película de los dos guionistas de Saw IV, V y VI, Patrick Melton y Marcus Dunstan (éste también director del festín), responsables también del libreto de la estupenda Feast (Atrapados) y de sus dos lamentables secuelas, Feast II: Sloppy Seconds y Feast III: The Happy Finnish.

The Collector es una esforzada y enferma cinta de terror que se respalda en un guión de lo más trabajado. La trama que presenta engancha prácticamente desde el principio, especialmente porque no se anda con excesivos rodeos. La presentación de los personajes es rápida y, pese a que no se profundiza en ninguno, se aportan datos y elementos suficientes como para que no se limiten a ser los típicos monigotes de este tipo de producciones. El personaje principal, Arkin, interpretado por Josh Stewart, tiene bastante carisma, y principalmente gracias a él nos sumergimos de lleno en el espectáculo, compartiendo su terror y su dolor en más de una secuencia.

El suspense está muy bien dosificado y la tensión creada a lo largo de la cinta va en aumento. Creo que eso es algo muy importante a la hora de elaborar una buena película de terror. The Collector es una historia de suspense y terror que integra perfectamente los elementos más sanguinolentos del torture-porn. Haciendo directa referencia a la saga Saw, los guionistas introducen en su particular historia un buen puñado de trampas mortales, cada cual más bestia, haciendo gala de un salvajismo atroz que es el principal inconveniente a la hora de recomendar la película a espectadores sensibles. Porque esta The Collector es bestia a rabiar.

Lo cierto es que una película que trata sobre un psicópata que secuestra y tortura a familias enteras es interesante y tópica al mismo tiempo. Lo bueno es que si se introducen elementos como los que se nos plantean en la película, la cosa mejora. De primeras, la forma de relacionar a nuestro protagonista con el escenario donde transcurre la sádica acción resulta creíble y poco forzada. Si a eso añadimos un prólogo turbador con unos créditos a golpe de música machacona y videoclipera a lo Seven, el interés se dispara. A su vez, la idea de acabar con familias enteras es un tema que a un servidor siempre le ha resultado, cuanto menos, traumático.

Lo peor de todo es que, pese a lo notable que es el guión, hay alguna que otra laguna argumental debida a detalles importantes que no se llegan a explicar en ningún momento, lo que hace necesaria una continuación. Quizás por eso en más de un momento The Collector se antoje algo confusa.

El resto, ya sean esa fotografía siniestra, esa banda sonora obsesiva y enferma, y el correcto empleo de la cámara lenta, le dan un aire de distinción a la película, resultando pues un producto que se eleva por encima de la media habitual, algo muy de agradecer en los tiempos del remake en los que vivimos.

The Collector no es ni por asomo una obra maestra, pero sí una entretenida, estupenda, sádica y enfermiza cinta de asesinos psicópatas que se ve capaz de aportar algo diferente gracias al talento de sus responsables.

Y, como colofón, los créditos finales también son espectaculares.

Nota: 7,5.


Leer critica The collector en Muchocine.net

jueves, 2 de febrero de 2012

Los descendientes.




Director: Alexander Payne

Con George Clooney, Shailene Woodley, Amara Miller, Nick Krause.
a:


¿Qué hay de interesante en lo que cuenta Los descentientes?

La última película de Alexander Payne, director de Entre copas, Election o A propósito de Schmidt, cuenta la historia de un padre de familia Matt King, interpretado por George Clooney, arrancando en el momento en el que su mujer sufre un horrible accidente y la deja en coma. Además de descubrir la infidelidad de ésta hacia él, Matt tiene que ocuparse de sus dos hijas, Scottie, de 10 años y Alexandra, de 17, ambas con los problemas típicos de su edad. Por otra parte, Matt tiene un problema añadido, nada más y nada menos que tomar la difícil decisión de vender las tierras vírgenes de Hawai que su familia tiene en propiedad.

No se trata de una cinta con aspavientos ni nada parecido. La historia que nos cuentan es de verdad, y engancha de principio a fin al espectador. Gracias a un ritmo pausado pero constante, el film no pierde un ápice de su energía en ningún momento. Bonitas imágenes, una tierna banda sonora e interpretaciones de infarto son los principales ingredientes que vamos a encontrar en en esta nueva película de un director tan capacitado para hacer buen cine como es Alexander Payne.

Los descendientes es un enternecedor y bonito drama con brevísimas notas de comedia que en más de una ocasión te deja un nudo en la garganta y hace que se te salte alguna que otra lagrimilla. No es una cinta que busque la sensiblería facilona, es una película de sentimientos, tierna, real e interpretada por un George Clooney en estado de gracia, que hace que olvidemos y perdonemos su presencia en bodrios de la talla de Batman y Robin.

Este humilde crítico recomienda encarecidamente su visionado, pues es de lo mejor que hay actualmente en cartelera.

Nota: 9.

Underworld: El Despertar




Dirección: Måns Mårlind, Björn Stein
Con Kate Beckinsale, Stephen Rea, Michael Ealy y Theo James.

Crítica:

Tras una secuela y una precuela, la estupenda Underworld, odiada por muchos (especialmente cierto sector de la crítica seria), y admirada por otros tantos, ahora cuenta con una cuarta entrega que mantiene perfectamente el listón de las anteriores. Kate Beckinsale vuelve a vestirse de cueros negros, aunque esta vez no cuente con la compañía de Scott Speedman, para repartir leña a diestro y siniestro.

Underworld: El Despertar es una película lineal, sin altibajos ni demasiadas profundizaciones, y eso es precisamente lo que la hace tan sumamente entretenida, ni más ni menos. Dentro de su condición de secuela, el logro de la película es contar una historia bastante innovadora con respecto a las anteriores entregas, dejando de lado toda aquella mitología sobre vampiros y hombres lobo, explotada divinamente en esa joya que es Underworld: La Rebelión de los Licántropos, y pasando a ofrecer una trama de venganza ambientada en un mundo completamente nuevo y futurista, en el que los seres sobrenaturales son ahora las presas cazadas por los humanos. La introducción de nuevos conceptos, ideas, personajes y el planteamiento de la historia en general hacen que la película gane enteros al instante. Underworld 4 no es una mera repetición esquemática de lo que el espectador ya ha visto basándose en la idea de que "si funciona tres veces, funcionará una cuarta", sino que ofrece algo distinto y apetecible. Si se es puntilloso, se verá algún que otro agujero de guión, pero tampoco es que llegue a resultar demasiado grave, pues el argumento de esta cuarta parte es

Los personajes de la película son de esos que van y vienen, de esos que sirven para que el metraje vaya pasando y se llegue hasta el final. Aquí la verdadera protagonista es Selene, que está bastante más guapa y bastante más burra que en Underworld y Underworld: Evolution. Salvo por el prólogo, en el que se hace breve alusión al resto de títulos de la serie, el resto del film está dominado completamente por la Beckinsale. Merece mención un punto negativo, y es que, sin entrar en detalles, no me ha convencido demasiado la forma de justificar la ausencia de Speedman en la película. Lo veo todo muy precipitado y no es que quede precisamente bien.

Underworld: El Despertar es una cinta de acción con tintes apocalípticos y de syfy de bioingeniería, y su ambientación podría recordar a maravillas como Daybreakers. El apartado técnico es impecable, por lo que vamos a poder disfrutar de una fotografía azulona completamente acorde con lo que ya conocemos, además de unos FX de impresión.

Nos encontramos ante una cuarta parte que mantiene el tipo con suficiencia, y aunque no resulta tan buena como las películas precedentes, ni mucho menos como la tercera, sí llega al notable, lo que ya es decir mucho. Underworld: El Despertar es para disfrutarla y para desear más tras su visionado, a lo que contribuye ese final abierto.

Nota: 8.


Leer critica Underworld: El Despertar en Muchocine.net