jueves, 19 de enero de 2012

Terminator 3: La Rebelión de las Máquinas


Dirección: Jonathan Mostow
Con Arnold Schwarzenegger, Kristanna Loken, Nick Stahl, Claire Danes y David Andrews.
Crítica:
La primera entrega de la saga Terminator siempre será mi preferida por dos razones: es cine ochentero a la máxima potencia y me gusta la historia de pura syfy que cuenta. La segunda parte es estupenda también, aunque a pesar de unos FX mejorados e impresionantes, una música épica y secuencias que te dejan sin aliento, no es tan buenísima como la original. La tercera me dejó algo frío en un principio cuando la vi en cine. Sin embargo, hay que reconocer que va ganando con el paso del tiempo, convirtiéndose en una de esas cintas a las que hay que darle una segunda oportunidad.
Tras el buen hacer de James Cameron, retomar la historia y contar algo mejor sin caer en la mera repetición era complicado. De hecho, en buena parte esta tercera entrega es un reciclado de ideas, o más bien una ampliación de los esquemas de las dos primeras, pues coge un poquito de ambas. En Terminator 2 había ya cierto humor que en la tercera parte ya está disparado, por supuesto de manera consciente. Ese descaro acaba por resultar, en cierto modo, beneficioso para la película, pues le aporta cierta frescura a la hora de definirla bajo su condición de producto de entretenimiento.
Pese a un argumento logrado y bastante trabajado, los diálogos son un pequeño lastre en algunos momentos, ya que en más de una ocasión el espectador espera que le cuenten algo que nunca le llegan a contar. Es una sensación de quedarse a medias a consecuencia de unos diálogos pobretones, a la par que excesivamente sarcásticos. En resumidas cuentas, no se llega a profundizar nunca en el asunto.
Un punto fuerte es que los FX son magistrales, y el film está rodado con pulso firme dejando claros tanto como el talento como la solvencia de Jonathan Mostow, lo que trae como resultado que las secuencias de acción sean simplemente espectaculares. Y lo mejor de todo es que son tremendamente realistas. Salvo en alguna pelea cuerpo a cuerpo, el ordenador no canta nada de nada, algo que en los tiempos que corren valoro muchísimo. Terminator 3 es puro artificio pirotécnico pero del que tiene calidad.
Ante la negativa de Linda Hamilton de volver a interpretar a Sarah Connor, aquí el personaje de importancia es su hijo John, interpretado por Nick Stahl, un poco blandito pero buen actor. Sí que merece mención especial el monumento humano de Kristanna Loken, que mucho no es que interprete, pero acojona lo suficiente como terminatrix asesina… El bueno de Arnold sigue con sus siempre agradecidas e inexpresivas interpretaciones y aunque el paso de los años ya se le va notando bastante, hay que reconocerle su buena forma física para rodar esta película, hace ya casi 9 años.
A parte de las espectaculares secuencias de acción, los notables efectos especiales, las salvajes peleas y el conseguido argumento, hay que destacar que el final de la película es, con diferencia, lo mejor de todo. Y no voy a entrar en detalles porque no quiero reventarle la sorpresa a nadie.
No es tan buena como las dos primeras, pero mantiene un buen nivel, así que aconsejo su visionado repetido en Blu-Ray. Aún así, la cuarta entrega, Terminator Salvation, es mejor que esta.
Un 7.

Leer critica Terminator 3: la rebelión de las máquinas en Muchocine.net

No hay comentarios: