domingo, 15 de enero de 2012

El origen del planeta de los simios



Dirección: Rupert Wyatt
Con James Franco, John Lithgow, Freida Pinto, Brian Cox y Tom Felton.

Crítica

Haciendo un breve repaso de la saga:

Tras un lamentable y ridículo remake de la obra maestra de Franklin J. Schaffner perpetrado por Tim Burton en 2001, era poca la fe que tanto un servidor como un buen número de aficionados mostramos por una nueva película de los simios, teniendo en cuenta que aquella última versión que pudimos ver era un bodrio de dimensiones mastodónticas.

Si bien la obra original era un portento cinematográfico de syfy cargado de una amarguísima crítica social antibelicista, la mediocre cinta de Burton no hizo sino tirar a la basura todos aquellos interesantes conceptos que ya encontramos tanto en la primera como en las cuatro secuelas que la siguieron, destacando sólo por ser una película ridícula de principio a fin.

Por estas razones, El origen del planeta de los simios es toda una sorpresa. Aquí todo cambia, y volvemos al principio de la historia, o más bien, a la reinvención de la misma. Planteada como una precuela de la primera parte, El origen es una especie de re-versión de la cuarta película de la serie, titulada en España La rebelión de los simios, pero rindiendo a la vez homenaje al resto de títulos. Si ya en el film de 1972, la historia se consideraba una precuela gracias a la curiosa paradoja espacio-temporal a la que los guionistas sometieron la saga, aquí el film queda claramente planteado como tal, sólo que la supuesta rebelión es simplemente una idea de base para crear un nuevo prólogo. En definitiva, El origen del planeta de los simios hace borrón y cuenta nueva, y afortunadamente no alude en ningún momento a la versión de Burton, creando un universo paralelo al creado para Huída del planeta de los simios, La Rebelión de los simios y Batalla por el planeta de los simios.

¿De qué trata El Origen del Planeta de los Simios?

Rupert Wyatt ha sido el encargado de dirigir esta estupenda nueva entrega de la franquicia, con ideas muy del siglo XXI, ya que el argumento vendría a ser más o menos el siguiente: El joven científico Will Rodman (James Franco) está investigando en la creación de una cura contra el Alzheimer, movido por el deseo de que su enfermo padre (interpretado por un magnífico John Lithgow) se recupere algún día. Cuando, tras un desafortunado incidente en el que uno de los chimpancés con los que trabaja es abatido a disparos, al pobre Will le cancelan el proyecto. Para continuar con sus investigaciones, Will se lleva a un nuevo ejemplar recién nacido de chimpancé al que le da el nombre de César. La inteligencia de este simio evoluciona de manera asombrosa, lo que parece a indicar a Will que se haya cerca de encontrar la ansiada cura. Lo que Will y todos los implicados desconocen es lo que César supondrá para la Humanidad y su futura existencia en el Planeta...

La trama principal del film no se anda con rodeos, y la verdad es que se antoja extremadamente competente para sorpresa de todos. No importa tanto lo que cuenta, sino cómo lo hace, algo que en un buen porcentaje de ocasiones es casi más importante que la historia en sí misma. La película conserva bastantes puntos en común con La rebelión de los simios, en especial en el sorprendente y frenético último tramo. Al margen de posibles parecidos con su modelo, el film transcurre por otros derroteros, haciendo hincapié de forma especial en el personaje principal y sus motivaciones. El origen del planeta de los simios es un drama de ciencia-ficción, y lo que en él importa es la relación del protagonista con su padre, algo que dota a la cinta de un excelente dramatismo hasta el punto de conseguir momentos realmente tristes a la par que enternecedores. Otro punto de vital importancia es el crecimiento y desarrollo del chimpancé César, la evolución de su desconcertante inteligencia y cómo todo el mundo le percibe como una amenaza, hasta que finalmente se convierte en ella.

¿Qué es realmente El Origen del Planeta de los Simios?

A todos los que esperaran una película más con monos revolucionados de apariencia humanoide hay que avisarles que no encontrarán aquí nada semejante, y eso es justamente el punto clave del film, en el que reside su portentoso valor. Es una película distinta dentro de un mismo universo, y toda una lección de como realizar correctamente una precuela, sin dar por contadas muchas cosas y sin limitarse a repetir lo mismo pero ambientado años antes. En mi opinión, es una revitalización de la franquicia, hecha con esmero y talento.

Los efectos especiales son buenos, de eso no cabe duda, aunque sigo sin mostrarme partidario de tanta infografía. Considero que, a pesar de su enorme poderío, el elaborado guión le acaba ganando terreno a los FX.

Los actores:

La verdad es que el conjunto es más que apreciable pero, por encima de todos están James Franco y John Lithgow, el primero porque es un muy buen actor que sabe transmitir carisma y enternecer a cualquiera (¿qué tal si recordamos su interpretación en la trilogía de Spiderman?), y el segundo porque su trabajo en esta película es impecable a la hora de perfilar al enfermo padre del protagonista.

Freida Pinto no aporta demasiado a la historia, y aún así resulta bastante convincente. El único pero es que su presencia parece ser obligada como personaje femenino.

Destaco el odioso personaje interpretado por Tom Felton, que llega a sacar de quicio al respetable.

En conclusión:

El origen del planeta de los simios es un ejemplo de buen cine de evasión hecho con energía y nervio, es un buen producto de ciencia-ficción, apoyado en un guión de lo más trabajado, que da un nuevo giro a una franquicia agotada y reinicia la historia de la forma más competente posible.

Si algo se le puede echar en cara es quizás su abrupto final, el cual deja en el tintero demasiadas cosas, de cara a estrenar una supuesta continuación.

Aún así, se merece un 9 sobradísimo, porque merece mucho la pena, más que cualquier producto de fuegos artificiales de esos a los que nos tienen tan acostumbrados hoy día.

No hay comentarios: