jueves, 19 de enero de 2012

Eden Lake


Director: James Watkins
Con Kelly Reilly y Michael Fassbender.
Crítica:
¿Qué tiene Eden Lake que la hace tan diferente de otras cintas de terror cuando en realidad es su punto de partida es el mismo de siempre en lo que al subgénero survival se refiere? Pues es muy simple: el realismo que transmite. La historia es simple: una pareja que está a punto de casarse se marcha de fin de semana al Eden Lake que da nombre al título y, una vez allí, tras tener un pequeño y natural enfrentamiento con un grupo de jóvenes rebeldes, delincuentes y maleducados, tendrán que sobrevivir a un fin de semana en principio idílico y después sanguinario ante el acoso salvaje por parte de los mismos. En este film lo importante es cómo se cuentan las cosas y las situaciones que el guión plantea, alejadas por completo del absurdo de otros productos de temática parecida. Si nos lo cuentan, es porque puede pasar.
No sólo todo lo que les ocurre a los protagonistas goza de realismo, sino que además el grupo de jóvenes que intenta acabar con ellos podría tener su equivalente en el mundo que vivimos. Es el acoso llevado al máximo exponente, y casos como el que plantea Eden Lake son una triste realidad, lo que supone mucho más terror que cualquier ser de ultratumba o cualquier asesino en serie tres al cuarto. El terror que aquí sentimos es visceral y se llega a conectar tanto con el joven matrimonio que en más de una ocasión tienes que revolverte en tu asiento.
El film no da descanso alguno y todo lo que percibimos se interpreta como algo hostil. Es digna de elogio la pericia narrativa de su director y su capacidad para crear tensión a través de situaciones simples. Y, cuando llega la carnaza, el malestar está más que servido. Han logrado de pleno un survival horror en estado puro, en el cual queda encerrada además una amarga reflexión evocando a los verdaderos culpables de casos como el que nos plantea la película.
A todo ello contribuye la labor de dos buenos actores, que hacen que suframos y nos creamos su papel. En cuanto a los mocosos, la sensación que llegan a transmitir es de asco y rabia a partes iguales.
En resumidas cuentas, considero que Eden Lake es una cinta de terror impecable, hiperviolenta, realista y muy capaz de aportar tanto una visión diferente como algo nuevo, no sólo al survival, sino a todo el trillado género de terror.
Un 8,5.


Leer critica Eden lake en Muchocine.net

No hay comentarios: