sábado, 7 de enero de 2012

Drive



Director: Nicolas Winding Refn
Con Ryan Gosling, Carey Mulligan, Ron Perlman y Christina Hendricks.

Crítica:

Estoy más que convencido de que si menciono Fast and Furious 5 a la hora de empezar una crítica de Drive, más de uno me tirará los trastos a la cabeza. ¿Por qué empiezo así entonces? Porque las dos películas, aún siendo muy diferentes, son excelentes ejercicios de acción, con mucha más chicha que la simple destrucción de mobiliario urbano que suelen ser este tipo de títulos. Las dos han demostrado que con esmero, generosas dosis de competencia, un buen guión y ganas de ofrecer un buen trabajo, se puede llegar a conseguir una película de acción en condiciones, que satisfaga a los más puritanos y también a los más palomiteros. Y, además, las dos se han estrenado este pasado 2011.

Drive es una película que cuenta la historia de Driver (Ryan Gosling), un conductor especialista de cine, que a su vez trabaja como conductor para delincuentes. No hace preguntas, simplemente lleva a sus clientes de un punto A a un punto B y recibe el dinero. Es bueno, y lo sabe. Driver tiene un mentor y jefe, Shannon, y es él quien le busca los negocios. Sin embargo, la vida de Driver pega un cambio radical el día que conoce a su vecina Irene (Carey Mulligan).

Todo en Drive, obra del director Nicolas Winding Refn es digno de alabanza. Sus virtudes son muchas pero mencionaré, por encima de todo, un guión elaborado, coherente y directo, basado en la novela de James Sallis. A su vez, Drive tiene una fotografía que roza la perfección, preciosa, oscura e inquietante. Aunque lo que realmente considero importante es que este enorme homenaje al buen cine de acción de los 70-80 atrapa al espectador desde el principio, por la sencilla razón de que todo lo que cuenta tiene un valor. Drive cuenta lo que tiene que contar a través de imágenes, dejando a un lado algo que muchos cineastas aún no han aprendido a ignorar, el diálogo de relleno. Y lo mejor de todo es que el film profundiza en los personajes sin hacer una disección excesiva de los mismos. De hecho, en ningún momento llegamos a saber demasiado de su protagonista, ni siquiera su nombre de verdad. Pero da igual, pues una vez nos sumergimos en la historia, no podemos escapar de su frescura.

Como cinta de acción, el film es un modelo a seguir, ya que se aparta de cualquier tipo de convencionalismo en el género para reinventarlo de pies a cabeza. No hay explosiones exageradas, no hay saltos acrobáticos imposibles, pero sí persecuciones trepidantes, disparo y mucha, pero que mucha violencia, con sangre a borbotones. Y lo mejor de todo, es esa perspectiva ultra-realista con la que el director empapa cada imagen. También hay un aroma exquisito a cine negro, y de hecho es uno de los géneros en los que se mueve Drive con resultados más que notables. Pero, por si esto nos sabe a poco, el trasfondo romántico y amoroso que embebe la cinta también es de agradecer, en parte porque no se hace en absoluto empalagoso y en parte porque es de lo más realista.

Mención a parte se merecen todos sus actores, pero como está mandado, hay que tener en cuenta, por encima de todos, a un actor tan enorme y tan fantástico como Ryan Gosling, que lleva mucho tiempo demostrando ese potencial que tiene para la interpretación. Dentro del panorama actual, él es uno de los mejores. El resto de ellos, son también sensacionales.

Drive es una película de acción con un espíritu puro, y aunque en algunos tramos posee un ritmo lento y pausado, es trepidante y frenética cuando lo requiere. En suma, resumiría este título como todo un ejemplo de buen cine, y casi una de las mejores películas de este pasado 2011. Es una película hecha con pasión, la cual a su vez es compartida por el espectador.

Una absoluta maravilla de principio a fin.

Un merecidísimo 10.




Leer critica Drive en Mucho cine.net

No hay comentarios: