viernes, 30 de diciembre de 2011

Alone in the Dark II


Recientemente he podido disfrutar nuevamente de una caspa, gracias al mercado de importación.

A pesar de que el nivel de inglés que uno tiene no es que sea bueno precisamente, no he tenido dificultades para seguir ninguna de las dos películas. Eso sí, comprender argumentalmente la cinta en cuestión no tiene nada que ver con el idioma, porque no hay por donde pillarla. Estoy hablando de Alone in the dark II, de la que podéis leer la reseña, ya que publiqué la crítica hace tiempo.

Poco tiene que ver esta secuela con la película original de Uwe Boll, aquí mero productor, ya que se aleja totalmente de los xenomas y los abkani para contar una historia de cazadores de brujas en la que se encontramos tiroteos, secretos enterrados, abuelos malvados, una bruja muy mala malísima y hasta dagas milenarias. Está bien hecha, dentro de su condición de serie B para DVD, y entretiene, aunque tiene ritmo lento. Lo único es que tiene el inconveniente de que no se comprende absolutamente nada…

A pesar de todo, Alone in the Dark II es tan atmosférica y absorbente que te lleva a verla hasta el final, el cual, por el contrario, es bastante mediocre. No es ni por asomo una gran película, pero si le paso por alto ese gravísimo fallo de contar con un guión tan cochambroso, he de reconocer que me gusta tanto por su oscurísima y contrastada fotografía como por más de una secuencia de interés. Y, qué diablos, la copia que tengo en DVD se ve tan bien que la disfruto cada vez que la veo.

No es ninguna maravilla, pero para los amantes de la serie B cochambrosa, viene perfecta.

No hay comentarios: