sábado, 19 de noviembre de 2011

Melancolía


Director: Lars von Trier
Con Kirsten Dunst, Charlotte Gainsbourg, Kiefer Sutherland, Charlotte Rampling, Alexander Skarsgård, Stellan Skarsgård, Udo Kier, John Hurt y Brady Corbet


Crítica:

Tras un primer visionado, sólo puedo concluir, desde el principio, que Melancolía, el último trabajo del polémico Lars Von Trier, es una película que refleja a la perfección una personalidad totalmente depresiva. Y no creo que haya que ser psicólogo para darse cuenta de eso. Ya lo demostró con la retorcida, misógina y sádica Anticristo, y lo ha vuelto a hacer una vez más, aunque esta vez haya dejado de lado esa provocación obsesiva de la que hizo gala en su anterior trabajo, obviando los elementos más escabrosos y directamente pornográficos.

En Melancolía vuelve a sentirse esa atmósfera tenebrosa que ya vivimos en Anticristo, en la que se mezclan elementos de la naturaleza con la historia que se narra. Y todo cuanto vemos en pantalla refleja belleza y tristeza por igual. El film produce una constante sensación de desasosiego en el espectador, pero a la vez le atrapa de tal manera que la tensión producida no es sino la forma de mantener la constante atención. El planteamiento del film es atípico, y esta vez está enmarcado en el terreno de la ciencia-ficción, al contar con un punto de partida tan curioso como es el fin del mundo por la colisión con la Tierra del planeta que da título a la cinta.

Aunque, para el director, el trasfondo de ciencia-ficción en el que se mueve la película es lo de menos, y no sirve más que de pretexto para volver a contar, una vez más, una historia que, literalmente, da ganas de que uno se pegue un tiro. Si que es cierto que, esta vez, hay una contraposición clara de sentimientos al estructurar la película en un prólogo que conecta directamente con el desenlace y dos partes, cada una de ellas dedicada a una de las dos hermanas protagonistas, interpretadas por Kirsten Dunst y Charlotte Gainsbourg. Durante la primera parte la espiral depresiva en la que se sumerge el personaje interpretado por una magnífica Kirsten Dunst es compartido por el espectador. En esta parte de la película se mantiene la idea reiterada del rechazo total de la felicidad, lo que hace que, en ese sentido, Melancolía sea una película bastante dañina.

En el film también encontramos personajes odiosos que actúan de una manera despreciable (cómo olvidar a ese asqueroso jefe interpretado por Stellan Skarsgård) y, sorprendentemente, gotas de humor negro que son capaces de arrancar una sonrisa. El director y guionista vuelve a dar rienda suelta a sus obsesiones, haciendo hincapié en una idea que, desgraciadamente, tiene mucho de verdad: "La Tierra es cruel, nadie la echaría de menos". Es duro, es triste, pero es verdad. Todo lo que vemos en Melancolía tiene una razón de ser, con mayor o menor justificación, pero está ahí, tan real como la vida misma que nos ha tocado vivir. Y, pese a una total falta de explicaciones, en Melancolía se refleja la soledad, la decadencia, la muerte y la más absoluta desolación.

Por contraposición a todo lo que esta nueva película de Lars Von Trier representa, me atrevo a decir que es pura poesía, brutal, contundente y directa. Y el truco para, por decirlo de alguna manera, disfrutar del film es, tal cual, dejarse llevar y sentirse envuelto por la historia.

Es una película tan amarga como bella.

Un 10.



Leer critica Melancolía en Muchocine.net

1 comentario:

Natalia dijo...

Esta película parece ser muy triste pero muy hermosa al mismo tiempo. A mi personalmente me gustan películas con temáticas más dinámicas. Les recomiendo este enlace PROGRAMACION TV para que vean los horarios y de series y películas muy famosas.