miércoles, 21 de julio de 2010

Death Wish V: The Face of Death


Dirección: Allan A. Goldstein.

Con Charles Bronson, Lesley-Anne Down, Michael Parks, Chuck Shamata, Kevin Lund, Robert Joy, Saul Rubinek, Miguel Sandoval, Kenneth Welsh, Lisa Inouye.


Crítica:

La última entrega del justiciero urbano Paul Kersey, titulada para la ocasión como Death Wish V: The Face of Death, y conocida en España como El rostro de la muerte, es sin duda alguna la peor de toda la saga.

La historia, otra vez, vuelve a ser la misma de siempre. Paul Kersey va a casarse con una guapa mujer que trabaja en el mundo de la moda, pero ésta es la ex-mujer de un sanguinario mafioso llamado Tommy O'Shea (Michael Parks), que mete mano en todo su negocio para llevarse una buena tajada de las ganancias que le proporciona y que quiere, por encima de todo, quedarse con su hija. Tras desfigurarla horriblemente, la asesinan, y Kersey no tendrá más remedio que volver a tomarse la justicia por su mano.

La película en sí no está mal, pero toda la acción desenfrenada que tenían las anteriores se ha disipado bastante en esta quinta parte. Las muertes están bien elaboradas e impresionan como siempre, pero hay demasiados espacios vacíos entre una y otra y a Bronson parece que le cuesta arrancar. Todo lo que vemos en el film ya lo hemos visto antes, así que en estas situaciones sólo se puede esperar que todo sea desenfreno y acción por acción. Desgraciadamente, Death Wish V es un poco más aburrida y, aún contando con secuencias impecables como la del atropello, no llega a dejar la misma huella que dejaron las previas. Se nota en exceso que ya no pertenece a la década de los ochenta, y eso le afecta mucho a su empaquetado final.

Si hay alguna virtud que tenemos que destacar por encima de todas, además de esa colección de asesinatos brutales por parte de Kersey, es que los malos son tan malos que el espectador espera con ansias que sean masacrados. Algo que, por cierto, debería ocurrir más deprisa.

En el apartado interpretativo, poco puede destacarse, porque Bronson muestra el mismo rostro impasible de siempre, y Michael Parks hace la misma labor de sobreactuación a la que nos tiene acostumbrados. El resto de actores son los típicos en este tipo de producciones y comentar su trabajo es una tarea del todo intrascendente.

La labor del director Allan A. Goldstein (responsable de cosas como Snakeman) es del todo impersonal, lo que juega en beneficio de la saga hasta cierto punto. Donde si destaca es en su poca pericia a la hora de rodar las escenas de acción.

En resumidas cuentas, El rostro de la muerte es una película de acción vengativa pasable y medianamente entretenida, donde lo mejor son sus asesinatos violentos y su final, y hay que verla para completar el ciclo Bronson/Paul Kersey.

Un 5.

Leer critica El rostro de la muerte en Muchocine.net

No hay comentarios: