domingo, 18 de abril de 2010

Aliens Vs Predator 2 - Edición Extendida


Crítica:


Tras la entretenida aunque un tanto lacia Alien Vs Predator, de Paul W. S. Anderson., los directivos de la Fox quisieron explotar aún más el filón que tenían con el enfrentamiento de estas dos míticas criaturas en una secuela de la que se hicieron cargo los hermanos Colin y Greg Strause, técnicos de FX. En la primera película teníamos una historia que Anderson se sacó de la manga traicionando bastantes puntos de la mitología de las dos razas alienígenas, aunque seguía siendo bastante curiosa en sus planteamientos. No obstante, estaba tan bien hecha y era tan ágil y dinámica que se le perdonaban semejantes fallos. Aliens Vs Predator 2 es mucho más en todos los aspectos, y sí que puede considerarse como una adaptación en toda regla de los cómics en los que se inspira. Puede que argumentalmente no sea muy buena, eso hay que tenerlo en cuenta, pero es todo un homenaje a las dos series más emblemáticas del cine de alienígenas sanguinarios, e incluso me atrevería a decir que supera a la cuarta parte de Alien. Desde que escuchamos las primeras notas de la estupenda partirura compuesta por Brian Tyler podemos recordar imágenes y secuencias de las películas originales, siendo esta una sensación que aumenta al ir disfrutando de las constantes apariciones de los bichos, protagonistas absolutos en esta ocasión.

La ópera prima de los hermanos Strause es toda una continuación, ya que comienza la acción justo al final de la primera película. A partir de ese momento, nos enfrentaremos a un ejemplo de auténtico cine catastrofista, con sabor a las clásicas películas de invasión extraterrestre salidas de la década de los 50, lo que ya la sitúa bastantes posiciones por encima de la primera parte. El problema que tiene Aliens Vs Predator: Requiem es, principalmente, el difuso trazado que muestran los personajes de la historia, meros fantoches sin ningún tipo de profundización dramática que, no obstante, le otorgan un dinamismo aún mayor al film, ya que lo más importante de todo es ver cómo se desarrolla la masacre sin que se salve ni el apuntador.

Otro punto negativo vendría a ser la penosa fotografía que en ocasiones resulta tan oscura que es difícil ver qué está ocurriendo en la pantalla. Eso sí, los FX son muy buenos y poco de infografía encontraremos en ellos, lo que es muy de agradecer, sobre todo por aquellos que detestamos asistir a un videojuego cuando pagamos una entrada de cine.

Lo que diferencia la versión estrenada en cines de la Edición Íntegra de AVPR es un total de siete minutos que no es que aporten demasiado a la historia pero que, al menos, le dan una mayor riqueza visual. Por eso, no me explico qué llevaría a los responsables a cortar esas escenas. Y con esto queda bien claro que este segundo enfrentamiento entre Alien y Predator no deja de ser un festín de competentes FX cargado de violencia, con secuencias extremadamente crudas no aptas para todos los públicos, acción a mansalva, tiros, niñatos pedorros de instituto y qué se yo... el caso es que se trata de una serie B para consumo rápido y disfrute de los aficionados a ambas sagas. Gracias a todos estos ingredientes he visto la película la friolera de ocho veces, en un ataque de frikismo total pero, qué queréis que os diga, me gusta mucho, la verdad, y le he visto valores muy a tener en cuenta, ya sean esos FX que dejan sin aliento, la agilidad en contarnos la historia o los ataques constantes y sanguinarios.

Si tenéis ganas de pegarle un mordisco, id a por la edición en DVD que incluye la edición extendida que, a pesar de no diferir nada en el argumento con la versión que pudimos ver en cines, sí tiene unas cuantas escenitas que merece la pena ver y que ayudan a que la película no quede medio coja, cosa que sí ocurre en la versión cinematográfica.

Un buen ejemplo de sci-fi.

No hay comentarios: