martes, 2 de febrero de 2010

Destino Final 4


Dirección: David R. Ellis
Con Bobby Campo, Shantel VanSanten, Krista Allen, Nick Zano, Richard T. Jones, Stephanie Honore, Andrew Fiscella

Crítica:


Si algo a criticar tiene Destino Final 4 es su argumento y su absurdo título (El Destino Final le otorga un carácter de remake que no le hace ningún bien). El guión está muy poco trabajado y ha olvidado por completo la originalidad de las entregas precedentes, y eso que la tercera parte ya se resentía a nivel argumental dada su escasa innovación. Si bien Destino Final 3 se ganó una buena nota gracias a sus secuencias de muertes sanguinarias a pesar de sus limitaciones, esta Destino Final 4 se antoja como más de lo mismo y, por consiguiente, como un producto peor, salvado exclusivamente por unos resultones efectos digitales en 3D que, aunque algo casposillos, resultan de lo más divertidos.

El ingenio ha sido olvidado por completo en esta cuarta entrega de la serie dirigida por David R. Ellis (responsable de Destino final 2 y esa joyita de serie B que es Serpientes en el avión), y sin embargo podemos seguir disfrutando de esa mala leche y ese humor negro que han inundado cada una de las cuatro películas que la componen. Así, pese a que las muertes han dejado de ser creativas y ya no impactan tanto como al principio, son una contínua invitación a la carcajada y a la diversión de manera contínua, y es precisamente ahí donde radica el poder de The Final Destination. No se le puede buscar más porque, sinceramente, no hay más, salvo un par de sorpresas que sorprenden poco al espectador entrenado. La película se desarrolla como cualquiera de las anteriores, y el esquema engloba la esperable premonición seguida de las consecuentes muertes, que en esta ocasión son menos sangrientas de lo esperable, algo que le resta puntos al resultado final.



Eso sí, hay que reconocer que la película encierra momentos bastante tensos, aunque sepamos lo que va a pasar, y bastante divertidos por lo retorcidamente bestias que resultan. A destacar sin duda alguna el momento del accidente en el circuito de coches y otro par de muertes, cada cual más atroz. Por consiguiente, si El Destino Final no funciona muy bien a nivel global, sí funciona a modo de fragmentos aislados que, dejando a un lado la genialidad de sus hermanas mayores, por lo menos están bien realizados.

Las interpretaciones no merecen atención, puesto que son las típicas en este tipo de productos ideados para el consumo masivo, y son más propias de un directo a DVD que de una película pensada para su distribución en salas comerciales. Por tanto, no es precisamente este el punto fuerte de la película. Si acaso, podríamos destacar la presencia de Shantel VanSanten, pero tan sólo por su belleza, nada más.



Destino Final 4 puede entenderse como mero artefacto generador de dinero, divertido, entretenido, eficaz, ágil y bestia, no apto para espectadores sensibles, pero sí para los incondicionales de la serie y el cine palomitero de calidad media-baja. Nos encontramos ante una cinta que poco puede ofrecer, antojándose como el punto más bajo de la serie, y en la que lo más agradable es poder disfrutar como nunca de las mutilaciones y la sangre a chorros gracias a sus efectos en tres dimensiones, porque poco más hay.

Un 6,5.

Leer critica Destino final 3D en Muchocine.net

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.