martes, 16 de noviembre de 2010

Los otros dos (The Other Guys)


Director: Adam McKay.
Con Mark Wahlberg, Will Ferrell, Dwayne "The Rock" Johnson, Samuel L. Jackson, Lindsay Sloane, Eva Mendes, Michael Keaton, Craig Robinson, Ray Stevenson, Steve Coogan.


Crítica:

El director Adam McCay (Hermanos por pelotas, Pasado de vueltas) y el cómico Will Ferrell vuelven a trabajar juntos en esta eficaz y desternillante comedia de acción en la que contamos con la siempre interesante presencia de Mark Wahlberg (Max Payne, El Incidente) además de con Dwayne "The Rock" Johnson y Samuel L. Jackson en dos breves pero tremendos papeles. Aunque la guinda la pone Eva Mendes, una preciosa mujer que hace un papel tan divertido como vacío.

Las mayores virtudes de esta película es que combina muy bien unos ingeniosos diálogos, unas situaciones tan tronchantes como delirantes, multitud de gags y guiños, unas notables interpretaciones y una trama que, pese a no ser nada del otro mundo, aporta el suspense necesario como para mantener el interés del espectador, aunque esto último sea quizás el elemento menos relevante, pues lo que interesa de verdad es ver en acción a los dos protagonistas. Los personajes que interpretan Ferrell y Wahlberg son cojonudos y una constante invitación a la carcajada más histérica.

Algo que beneficia mucho a The Other Guys es que es burra como ella sola. Se trata de una comedia ácida y salvaje que tiene la enorme virtud de no caer en el chiste fácil ni escatológico, algo realmente complicado en la comedia actual. Y esa es la principal razón para ir a ver esta película, pues se trata de una hora y media de risas en una historia bien narrada a la que tampoco hay que pedirle mucho más. Está bien montada (a excepción de un par de secuencias), está bien dirigida, bien interpretada, y en suma, tiene un acabado más que decente. Aunque quizás lo más importante es que deja una buena sensación en el espectador. Es cine agradable, simpático y de lo más apetecible para un domingo por la tarde.

Para los aficionados a la comedia descerebrada será todo un acierto, aunque otros espectadores más "exigentes" tal vez tengan problemas con esta parodia de las comedias de acción.

Un 7.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Los ojos de Julia


Dirección: Guillem Morales
Con Belén Rueda, Lluís Homar, Julia Gutiérrez Caba, Pablo Derqui, Francesc Orella, Daniel Grao, Hèctor Claramunt, Joan Dalmau.

Crítica:

Los ojos de Julia
es un buen ejemplo de que, con ganas, el cine español puede dar obras de innegable interés para el aficionado al terror, siempre y cuando se alejen de ese cine destinado a minorías y que tanto reivindican los más puritanos y esquemáticos críticos y espectadores.

Tras los buenos resultados de El Orfanato, casi el mismo equipo vuelve a juntarse para entregar una cinta de terror psicológico cargada de suspense y sustos. Dirigida por Guillem Morales, responsable de algo tan lamentable como El habitante incierto, Los ojos de Julia es una película que se hace entretenida de principio a fin porque despierta el interés desde el primer minuto. Comienza de una manera contundente y sin andarse con rodeos, presentando el escenario principal en el que se desarrollará la película.

Los ojos de Julia es una película que recuerda irremediablemente, y para bien, al mejor cine de Argento y Bava, siendo un giallo actualizado cuya mayor virtud es que asusta y entretiene a partes iguales. El guión de Guillem Morales y Oriol Paulo toma prestadas bastantes ideas del universo Hitchcock, pero tiene un problema de base y es que en más de una ocasión está cogido con pinzas, por lo que decae cuando pretende ofrecer explicaciones. Pese a todo, y aún dejándose bastantes cabos sueltos y más de otra laguna argumental, el resultado final es de lo más satisfactorio.

Las secuencias de tensión están muy conseguidas, aunque en muchas ocasiones estén demasiado alargadas. A esa tensión y a esa sensación de terror compartida con el espectador contribuye enormemente Belén Rueda, que hace un trabajo espléndido. El resto de actores se limita a cumplir, y son tan forzados y postizos como acostumbrados nos tienen en este nuestro país. La fotografía y la música le dan un aire misterioso y tétrico al conjunto que aumenta aún más la sensación de asfixia y terror.

El final, con alguna que otra incoherencia narrativa, es algo excesivo, aunque no se hace demasiado previsible hasta los últimos minutos, lo que es un valor añadido a la hora de mantener el interés del espectador.

En suma, considero Los ojos de Julia como una dignísima cinta de terror, atmosférica, agobiante, entretenida y de consumo rápido y sencillo, pensada para los aficionados al género que quieran pasar un buen rato y, mejor aún, encontrar un título decente entre el cine patrio. Y, por si todo esto fuera poco, no escatiman demasiado en sangre cuando la situación lo requiere.

Un 7.

Leer critica Los ojos de julia en Muchocine.net

sábado, 6 de noviembre de 2010

Híncame el diente (Vampires suck)


Direeción: Jason Friedberg, Aaron Seltzer
Con Jenn Proske, Charlie Weber, Matt Lanter, Chris Riggi, Marcelle Baer, Ken Jeong.

Crítica:


Los responsables de cosas como Casi 300, Epic Movie, Date Movie y Disaster Movie, vuelven a la carga con Híncame el diente (Vampires suck). Poco análisis merece un producto así, en el que no encontraremos ni un solo gramo de cine ni mucho menos el más mínimo sentido del buen gusto.

Cierto es que al ser una parodia de un film tan odioso y repudiable como Crepúsculo se ve con cierto agrado, únicamente porque no deja títere con cabeza y resulta medianamente divertido ver de nuevo a Bella y Edward (en este caso, ella se llama Becca) en su patética relación amorosa pero con la ácida visión de estos dos mediocres directores. Hay bastantes puntos hilarantes, eso es verdad, pero el conjunto no deja de ser penoso y lamentable. Es más, Híncame el diente es difícil de recomendar y poco merece el gasto que supone la entrada de cine, pues ver una cosa de semejante calaña en cine llegaría a ser hasta una ofensa al séptimo arte.

Vampires suck sólo sirve para ser consumida en grupo, y siempre con la idea de que lo que se va a ver es el mayor ejemplo de lo que el anti-cine representa. Es horrenda de principio a fin, pero hay que considerar como un regalo que sea superior a bodrios incomibles como Meet the spartans, pese a que no deja de ser el mismo chiste alargado sobre pedos, cacas y demás elementos que componen el humor escatológico, inmaduro e infantil que poco tiene que ver con el cine de humor arbsurdo (joyas como Aterriza como puedas están lejos de parecerse a cosas como este título).

Un 2, y demasiado bueno estoy siendo.

Leer critica Híncame el diente (vampire shucks) en Muchocine.net

Teaser de Don´t Stop

Aquí os dejo el teaser-trailer de la última creación de Sergio Morcillo, Don´t Stop. Un servidor tuvo la suerte de asistir a su estreno y, como bien indiqué en la correspondiente crítica, el resultado es apreciable cien por cien.

Espero que lo disfrutéis:

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Déjame entrar


Dirección: Matt Reeves
Con Kodi Smit-McPhee, Chloe Moretz, Richard Jenkins, Elias Koteas, Sasha Barrese, Cara Buono, Chris Browning, Dylan Minnette, Jimmy 'Jax' Pinchak, Seth Adkins.

Crítica:

Inmersos en la oleada de remakes procedentes del otro lado del charco poca esperanza podemos tener de que en Hollywood rueden un producto con un mínimo de originalidad. La película sueca Déjame entrar, de Tomas Alfredson, fue una auténtica obra maestra que supuso toda una renovación del mito vampírico actual, tan maltratado con cosas como la saga Crepúsculo. Una nueva versión de la novela John Ajvide Linfqvist me parecía un tanto innecesaria pero, por una vez, y tras ver el buen trabajo que ha hecho Matt Reeves, director de Monstruoso, me tengo que retractar y dar una nota casi de sobresaliente.

Hacer una comparación con el film previo es prácticamente una tarea inevitable. Por ese motivo, Let me in es un film inferior al original pero que, por méritos propios, se convierte en una cinta que aterroriza, emociona y entretiene. El buen resultado se debe tanto a una dirección fenomenal de Matt Reeves como a una labor interpretativa de Kodi Smit-McPhee y Chloe Moretz realmente magnífica. Y es que los dos jóvenes actores aportan muchísimo carisma, lo que beneficia soberanamente a un título que necesitaba algún elemento añadido para no convertirse en un trabajo innecesario al cien por cien. El siempre interesante Elias Koteas hace también un trabajo de lo más destacable. El resto de secundarios que interpretan a los vecinos del conjunto de viviendas son meros monigotes que no reciben a penas desarrollo. Y he aquí un evidente punto negativo.

En cuanto a la historia en si, hay ciertos cambios con respecto a la primera adaptación, pese a que el esquema central es prácticamente el mismo. No obstante, son esos notables cambios los que hacen que el espectador no pierda interés alguno en ningún momento de la película. E incluso, gracias a ello, hay determinados momentos en los que, a pesar de lo predecible que Let me in pueda resultar, tenemos sustos garantizados y secuencias que impresionan y dejan sin aliento. Dentro de los cambios más significativos, hay que reseñar la ausencia física de la figura del padre de Owen (Oskar en la versión sueca), limitando su participación a meras e interesantes conversaciones telefónicas. La relación entre Abby y su padre es también mucho más sencilla y, sin embargo, no deja de ser tétrica, dramática a impresionante.

La parte del guión centrada en el acoso escolar al que Owen se ve sometido es magistral, y hace que el espectador sienta rabia y odio hacia los artífices de ese acoso. Está narrado de manera creíble y puede considerarse como una ácida y punzante crítica a la situación en los colegios actuales. Gracias a esto, Let me in tiene mucho que enseñar a la juventud de nuestros días.

Valorando globalmente Let me in, podemos considerarla como una película mucho más directa que su antecesora, a pesar de que su clara densidad narrativa no la convierte en un título pensado para todos los públicos, y mucho menos para un público joven. Es más, Déjame entrar es una cinta de terror pensada tanto para los fans de la obra original como para aquellos espectadores que, a falta de haber visto aquella, busquen un film terrorífico con contenido y alejado de las corrientes actuales.

Otro punto negativo es su tramo final, que es prácticamente un clon de la obra original, en el que llegamos a ver incluso planos idénticos y los mismos golpes de efecto. La pregunta es si era adecuado buscar nuevas tácticas o simplemente repetir lo que ya conocimos y funcionó.

En definitiva, Déjame entrar es una buena película de terror, en la que las interpretaciones, los efectos especiales y de maquillaje y la fotografía son totalmente impecables, y es de visión casi obligada para el aficionado. Se trata de todo un ejemplo de remake creativo, raro en los tiempos que corren, y de ahí su interés.

Mi nota: Un 8.5, merecido, pese a sus pequeños defectos.

Leer critica Déjame entrar (let me in) en Muchocine.net

lunes, 18 de octubre de 2010

30 días de oscuridad 2: Tinieblas

Dirección: Ben Ketai
Con Rhys Coiro, Mia Kirshner, Harold Perrineau, Kiele Sanchez, Diora Baird, Monique Ganderton.

Crítica:

Entretenida y competente secuela de 30 días de oscuridad, aunque no superior a esta. Basada en la novela gráfica homónima, 30 days of night: Dark days, ha sido lanzada directamente en DVD. Y he aquí el mayor lastre de la película, y es que ante un estreno directo al mercado del vídeo, la perspectiva inmediata es de desconfianza. Sin embargo, yo ya lo he dicho en bastantes ocasiones: el mejor cine de género no se ve en salas. Y creo que Ben Ketai, responsable de esta segunda entrega de una futura trilogía, ha hecho un trabajo más que notable.

Argumentalmente, Tinieblas no es más que una prolongación argumental de la primera entrega y la historia (convencional) de una venganza, con acción y gore suficiente como para satisfacer al aficionado. Esta secuela retoma el personaje de Stella, la cual ha publicado lo sucedido en el pueblo de Barrow y continúa una lucha contra los vampiros. Todo lo que el film ofrece es un espléndido diseño de producción, unos FX de lo más competentes, una oscura y siniestra fotografía, algún que otro susto bastante logrado y una narración con pulso. A parte, las interpretaciones no están nada mal, destacando su protagonista, la preciosa Kiele Sanchez, sustituyendo a Melissa George en el papel de Stella. Evidentemente, lo peor es la trama, no por su calidad, sino porque es extremadamente simple, sin apenas profundización en ninguno de los personajes.

Sin más que añadir, 30 días de oscuridad 2: Tinieblas, es una dignísima continuación, sanguinaria, hasta cierto punto grotesca, cargadita de acción y extremadamente recomendable para los aficionados al cine de horror vampírico. Y creo que es digna de tener en consideración dado que es muy superior a muchos de los penosos títulos de horror adolescente que tanto gustan a los productores de Hollywood y que, por desgracia, tan bien se venden. Eso sí, esta muy lejos de ser tan buena como la primera.

Un 6,8.

Leer critica 30 dias de oscuridad 2: tinieblas (30 days of night: dark days) en Muchocine.net

sábado, 16 de octubre de 2010

Centurión


Dirección: Neil Marshall.

Con Michael Fassbender, Dominic West, Olga Kurylenko, Noel Clarke, David Morrissey, JJ Feild, Axelle Carolyn, Riz Ahmed, Dave Legeno y Ulrich Thomsen.

Crítica:

Neil Marshall, responsable de títulos como la brillante The Descent o la joyita Doomsday, nos trae una historia situada en Bretaña, en el año 117 de nuestra era, donde un grupo de soldados romanos pertenecientes a la novena legión lucha por salvar sus vidas después de que la legión sea reducida y masacrada tras un ataque de la guerrilla local. Los supervivientes, liderados por Quintus Dias (Michael Fassbender) tienen la misión de resistir hasta conseguir llegar a la frontera, antes que las hordas guerreras de la sanguinaria Etain (Olga Kurylenko) acabe con todos.

Como bien queda claro en la historia, Centurión es una cinta en la que la premisa principal es la supervivencia. No hay más. La película supone un viaje a contra reloj para escapar de la muerte. No hay profundización en los personajes ni nada por el estilo. Lo que realmente vale aquí es la licha por la vida y la atmósfera agobiante que el director ha conseguido crear con cada secuencia. La acción es imparable y la violencia nada contenida. Es más, Centurión es una cinta extremadamente violenta y exagerada, cruda y muy dura de ver.

Los escenarios naturales le dan a este exótico producto una fuerza visual asombrosa, siendo su espléndida fotografía y las coreografías de las sangrientas batallas dos de las mejores bazas de Centurión. Pero lo mejor de todo es que se trata de un título enormemente entretenido, siendo cine elaborado precisamente con la buena intención de entretener al espectador, objetivo que cumple a la perfección. La historia, pese a su simplicidad, es buena y está perfectamente escrita, sin idas y venidas carentes de interés, como puede ser el caso en muchas ocasiones.

A nivel interpretativo, qué voy a decir, la película mantiene el tipo. Michael Fassbender (Eden Lake) y Dominic West (Punisher: War Zone) hacen un buen trabajo, aunque en el caso del segundo su tiempo en pantalla sea más bien escasito. Y de Olga Kurylenko (Hitman) poco puedo decir porque no pronuncia palabra en todo el metraje, aunque el gesto de indiferencia que mantiene cada minuto no dice mucho de su capacidad interpretativa.

Centurión es una sanguinaria cinta de romanos, cargada de violencia carnicera, no apta para todos los públicos, pero muy entretenida y de obligada visión tanto para los seguidores del cine de Neil Marshall como para todos aquellos espectadores que busquen una obra redonda, bien llevada y cargada de acción, alejada de los cánones convencionales.

Un 8.

Leer critica Centurión en Muchocine.net

viernes, 15 de octubre de 2010

Reflejos 2



Mirrors 2, de Víctor García.

Con Nick Stahl y Emmanuelle Vaugier.


Crítica:

Dignísima secuela directa a DVD del estupendo film de Alexandre Aja, Reflejos, quien ya me sorprendió con el remake de Las colinas tienen ojos y de quien espero con ansias Piraña 3D. Esta Reflejos 2 ha sido dirigida por un experto en secuelas para el mercado videográfico, el español Víctor García, a quien debemos la inferior Return to House on Haunted Hill y la futura Hellraiser: Revelations.

Protagonizada por Nick Stahl (Comportamiento perturbado, Terminator 3) y Emmanuelle Vaugier (Saw II, House of the dead 2: Dead aim, Far Cry), además de contar con la presencia de William Katt, la historia de esta segunda parte poco tiene que ver con la del film protagonizado por Kiefer Sutherland, salvo el estar ambientada en un centro comercial. Curiosamente, se trata de otro Mayflower que ha sido abierto el escenario principal de la película, siendo el único punto de conexión con el original, además de unas breves pero explicativas anotaciones en los curiosos títulos de crédito. Salvo ese par de detalles, la trama es completamente nueva y diferente a la de la primera parte, siendo los espejos los únicos elementos comunes.

Mirrors 2 no deja de ser un thriller psicológico de terror con actores competentes, pero cargado de golpes de efecto que aumentan el interés junto con una historia bastante bien elaborada y atractiva. El trabajo que hace aquí el director da pie un producto efectivo que cumple sin problemas sus sanas pretensiones de entretener al aficionado al género terrorífico. Por si esto fuera poco, las dosis de gore, salvajismo y violencia son generosas, y cuando uno termina de ver el film no se siente en absoluto defraudado. Por consiguiente, se trata de una obra sencilla y cerrada, sin falsos finales ni sorpresas absurdas, que empieza y acaba, y está cargada de buen y clásico suspense. Aunque quizás su mayor lastre es, por comparación con el film de Aja y de forma paradójica, su simplicidad.

En el apartado técnico, el film no está nada mal para tratarse de un directo a vídeo, y tanto la banda sonora como los sangrientos FX o la oscura y cuidada fotografía no desmerecen del título previo. Por lo demás, no hay que esperar más sorpresas, salvo que esta segunda parte no está nada mal.

A destacar también una breve y curiosa referencia al film original, El otro lado del espejo, en el que se basan las dos nuevas cintas.

De lo más recomendable.

Un 7.


Leer critica Reflejos 2 (mirrors 2) en Muchocine.net

domingo, 10 de octubre de 2010

Con falta de profesionalidad y encima faltando al respeto...

Sin pretender echarme flores ni nada por el estilo, no deja de resultarme curioso y molesto la enorme cantidad de malos críticos de cine que hay por ahí difamando sus opiniones cargadas de ofensa y falta de respeto. Lo peor de todo es que muchos de ellos tienen el privilegio de proyectar sus retrógradas ideas a través de medios como, sin ir más lejos, puede ser el diario El País. ¿A qué viene esto? Viene a que, con motivo de la programación de Destino Final 2 en Cuatro para este domingo, el crítico Miguel Ángel Palomo escribe lo siguiente: Terror de saldo para cerebros desatinados(...).

¿Hay necesidad de insultar al potencial espectador o al aficionado al género? ¿Es este señor el que ha sentado unas bases que diferencian lo bueno y lo malo? Desde aquí le hago la humilde recomendación de escribir sus opiniones de modo que resulten útiles al lector y tenga algo más de respeto y profesionalidad, si es que eso es posible.

Así que, si esta tarde decidís ver este divertido título, sabed que sois unos cerebros desatinados.

sábado, 9 de octubre de 2010

Vamos a ver Saw VI

¿De qué les sirvió a los censores del ICAA calificar como X a Saw VI hace ya un año? De nada, porque DeAPlaneta nos la trae ahora, eso sí, mutilada, sin el espectacular inicio íntegro. Tan sólo sirvió para desatar la ira de los fans y levantar aún más la curiosidad por ver una cinta que, en el fondo, no deja de ser tan violenta como las restantes cinco. Y tampoco les sirvió para evitar la compra de una Extreme Edition en DVD, ni mucho menos para que la gente la descargara de la red.

Esta tarde, como marca la tradición, iré al cine a verla, y en estos días rescataré y actualizaré mi crítica.

martes, 5 de octubre de 2010

Saw 3D y Hellraiser: Revelations

Bueno señores, son las once de la noche, tras un agotador día de trabajo, y se me cierran los ojos, por más que escuche un poco de hardstyle para entrar en calor...

Así que, antes de ir a dormir os dejaré un par de cosicas que me han molado en el día de hoy. La primera es el nuevo póster de Saw 3D, es decir, Saw VII, que por desgracia va a ver retrasado su estreno del día 3 de diciembre al primer trimestre de 2011. No sé por qué. Lo bueno es que, al fin, estrenan Saw VI en cines este viernes, aunque yo ya tengo una copia original en DVD en mi estantería (eso sí, con subs en inglés...).

La otra cosa buena es la imagen del nuevo Pinhead para Hellraiser: Revelations, novena entrega de la saga, dirigida por Víctor García (Return to House on Haunted Hill, Reflejos 2).

domingo, 3 de octubre de 2010

La última legión


La última legión, de Doug Lefler.

Con Colin Firth, Ben Kingsley, Aishwarya Rai, Peter Mullan, Kevin McKidd, John Hannah, Iain Glen, Thomas Sangster, Rupert Friend y Nonso Anozie.

Crítica:

La última legión
se sitúa en el 476 después de Cristo, cuando el Imperio Romano está amenazado por los bárbaros. En la víspera de la ceremonia de coronación que ascenderá al joven de doce años Romulus Augustus a emperador, el general bárbaro Odoacer (Peter Mullan) llega a Roma con el fin de cerrar un acuerdo con Orestes (Ian Glen), pero éste se negará a sus peticiones. El día de la coronación, cuando toda Roma se reúne para asistir a la ceremonia, Ambrosinus (Ben Kingsley), chamán mentor y tutor de Romulus, predice un gran peligro, por lo que Orestes, preocupado por la seguridad de su hijo, nombra a Aurelius (Colin Firth), de la cuarta legión, su guardia personal. Esa misma noche, Odoacer y su ejército vuelven a Roma, tomando la ciudad y haciendo que estalle una terrible batalla. Romulus y Ambrosinus son capturados y trasladados a la ciudad fortificada de Capri, mientras que Aurelius se embarca en un viaje a la costa para salvar al joven Emperador, acompañado de un pequeño grupo formado por sus más leales hombres y una bella joven guerrera llamada Mira (Aishwarya Rai).

Puede que el argumento suene bien, y de hecho es bastante llamativo, pero La última legión es una película mediocre hasta la médula, por una razón muy sencilla: es demasiado infantil. Está claramente dirigida a un público joven y ello repercute notablemente en cada fotograma. Por si fuera poco, todo el conjunto huele a postizo, desde los mediocres decorados hasta el vestuario. Si además sumamos unas interpretaciones muy ajustadas, poco más podemos encontrar de provecho en la película, salvo que, al menos, es dinámica y bastante entretenida, siendo esa su mayor virtud, que siendo una cinta tan mala, entretiene.

Las batallas son ágiles y frenéticas en su mayoría, pero en absoluto creíbles, están muy mal coreografiadas y no muestran la más mínima gota de sangre, lo que resta realismo y perjucida claramente al resultado final. Claro que, hay que entender que el responsable de la cinta es el director, Doug Lefler, en cuyo curriculum figuran cosas tan lamentables como Dragonheart 2: Un nuevo comienzo o el más potable episodio de la serie Mortal Kombat: Conquest, Cold Reality.

La última legión no busca ser realista en ningún momento, pero llega un momento en el que, aunque sepamos que no podemos tomarnos nada en serio, tiramos la toalla ante la contínua retaíla de tonterías y sandeces que se sudecen en la pantalla. Lo peor, sin duda, es el final, tan esperable, sensiblero y estúpido como cabía esperar.

Poco más hay para destacar en una cinta de romanos de lo más prescindible y tan sumamente mediocre, cuyo visionado quedaría justificado únicamente en caso de no tener nada mejor que ver un domingo por la tarde. Y ahí queda eso.

Para ver una buena de romanos, me quedo con Centurión, de Neill Marshall.

Un 3.

Leer critica La última legión en Muchocine.net

sábado, 2 de octubre de 2010

Buried (Enterrado)


Buried (Enterrado), de Rodrigo Cortés.
Con Ryan Reynolds.

Crítica:


Angustioso thriller en el que se nos cuenta la historia de Paul Conroy (Ryan Reynolds), padre de familia y contratista civil en Irak, enterrado vivo en un viejo ataúd de madera, con únicamente un teléfono móvil y un mechero. A partir de esta premisa, el director Rodrigo Cortés elabora una historia claustrofóbica que causa verdadera sensación de malestar y que se desarrolla, en auténtica tradición Hitchcock, en un solo escenario, que es el susodicho ataúd.

Enterrado es todo un ejemplo de que con una sola localización y muy pocos planos se puede elaborar cine de calidad que además resulte entretenido. Porque es esa la mayor virtud del film, que atrapa al espectador desde el principio y no pierde ni un solo ápice de interés en ningún momento. Lo mejor de todo es que la película guarda tintes de realidad que te hacen salir de la sala hecho pedazos, abrumado y consternado ante la posibilidad de que lo que has visto en pantalla sea real.

En el apartado interpretativo, al único al que vemos físicamente es a Ryan Reynolds, que es mucho más que el típico guaperas. Lleva mucho tiempo demostrando que es un muy buen actor, y con este film ya ha quedado del todo confirmado. Evidentemente, en la labor de un actor, el director es un claro determinante, por lo que tanto Reynolds como Rodrigo Cortés pasan el examen con nota.

Debemos añadir también algunas pequeñas notas de humor negro negrísimo que vienen muy bien a la historia. En resumidas cuentas, Buried me ha parecido una película tan sencilla como estupenda, muy recomendable y que puede servir para demostrar que el cine español es mucho más que el dirigido a minorías. Con este título, creo que ha quedado bien clarito que hay algún que otro cineasta competente en este nuestro país.

Un 9.

Leer critica Buried (enterrado) en Muchocine.net

viernes, 1 de octubre de 2010

Resident Evil: Ultratumba


Dirección: Paul W.S. Anderson
Con Milla Jovovich, Ali Larter, Wentworth Miller, Spencer Locke, Boris Kodjoe, Kim Koates, Shawn Roberts, Sienna Guillory, Kacey Barnfield, Norman Yeung


Crítica:

Paul W.S. Anderson vuelve a las andadas con Resident Evil: Ultratumba, retornando a la dirección y aprovechando la moda del 3D. Contra todo pronóstico, esta cuarta parte funciona a la perfección, siendo muy superior a la tercera, Resident Evil: Extinción, de Russel Mulcahy.

Tomando un buen puñado de ideas procedentes del videojuego, la historia en la que se basa el guión del propio Anderson no deja de ser una mera prolongación de los argumentos de la tercera película pero, no obstante, resulta tan fascinante visualmente y tan entretenida que se ve y se disfruta sin ningún tipo de problema. Ultratumba toma prestadas multitud de situaciones directas del universo Matrix y es una flipada videoclipera hortera y psicotrónica, pero esa es precisamente su razón de ser. Y lo bueno es que, pese a que la historia es repetitiva hasta la náusea, encierra bastantes sorpresas. Lo peor de todo es que se exige la realización de más secuelas dado el buen número de cabos sueltos que deja ésta.

Si bien en el apartado interpretativo, Resident Evil: Afterlife no se ve capaz de aportar ningún trabajo de altura, sí que puede ofrecer un trabajo de FX y un diseño de producción realmente espectaculares. No soy en absoluto partidario del 3D como mero reclamo, pero en ocasiones su uso sirve para ofrecer un buen espectáculo. Y ese es el caso de la cuarta parte de la franquicia, pues el trabajo de rodar en 3D ha sido verdaderamente bueno, y no ofrece una imagen borrosa ni impide disfrutar de la acción como bien ha ocurrido en un no demasiado pequeño paquete de películas de última hornada. Hay secuencias que dejan sin aliento y que justifican perfectamente el visionado de la cinta en formato tridimensional. ¿Qué poco más tiene que ofrecer? Tal vez, pero junto con la primera, esta entrega me ha parecido de lo mejorcito de la serie.

Si sumamos lo llamativo que resulta el personaje de Albert Wesker y la potente banda sonora, tenemos una película de acción palomitera de lo más recomendable.

Un 7 merecido.

Lo mejor: Su 3D.

Lo peor: Su historia, repetitiva y simple.

Leer critica Resident evil: ultratumba en Muchocine.net

Nuevo póster de Saw 3D


Para empezar la mañana os dejo uno de los varios pósters de Saw VII, o lo que es lo mismo, Saw 3D, el supuesto capítulo final de la serie. Creo que esta vez ya va bastante en serio y no tendremos más Jigsaw. Pese a ser un fanático empedernido de la saga, así lo espero, pues si siete ya son muchas, ocho serían una barbaridad. Aquí os dejo el póster. La película se estrena el 3 de diciembre en nuestro país de la mano de DeAPlaneta.

jueves, 30 de septiembre de 2010

Scanners III: El poder de la mente



Scanners III: The Takeover, de Christian Duguay.

Crítica:

Toda buena película, o por lo menos toda película que resulte rentable, tiene secuelas. Es el caso de Scanners, de David Cronenberg, un notable thriller de terror parapsicológico cargado de buena sci-fi, que contó con dos secuelas y otras dos no oficiales, cronológicamente, Scanners II: El nuevo orden, Scanners III: El poder de la mente, Scanner Cop y Scanner Cop 2.
De la trilogía original, y a falta de ver las dos Scanner Cop, me he centrado en Scanners III por su excesiva casposidad. Alejada totalmente en cuerpo y alma del primer film de la serie, esta tercera parte, rodada inmediatamente después que su antecesora, es un bodrio de tomo y lomo.

Si empezamos por el guión, qué decir tiene que la banalidad a la que se ven reducidos los complejos conceptos planteados por Cronenberg da bastante miedo. El libreto de B.J. Nelson, Julie Richard y David Preston es tan infantil que cualquier comparación con el del film de Cronenberg es dañina para esta tercera película, que más bien parece un mediocre comic-book a lo Patrulla X. Lo peor de todo es que, en un alarde de originalidad, los ingeniosos guionistas optaron por saturar la historia de momentos cómicos que no vienen a cuento y desentonan por completo con la supuesta atmósfera terrorífica que envolvía la serie en un principio. La trama, en si, no deja de ser una mera repetición de la historia de la primera Scanners, sólo que en esta ocasión el enfrentamiento entre scanners, esta vez hermano bondadoso contra hermana malvada, es mucho más pirotécnico, ingénuo, casposo y psicotrónico. Por no hablar de los FX, que son de baratillo al cien por cien, provocando la carcajada histérica en no pocos momentos.

Scanners 3 es una película de acción, terror, sci-fi y comedia realmente mala, disfrutable únicamente como producto casposo no comparable con la obra original, dirigido a los amantes del cine más bizarro. Eso sí, entretenida es un rato, aunque sea sólo por su sobrada mediocridad. Lo único que da pena verdaderamente es que, tras una secuela tan competente como Scanners II, Christian Duguay (Asesinos cibernéticos, El Arte de la Guerra) hiciera un trabajo tan lamentable como el que hizo con esta tercera parte.

Un 2, no hay más. Aunque, a pesar de todo, amo este divertido bodrio.

Leer critica Scanners 3: el poder de la mente en Muchocine.net

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Predators


Predators, de Nimród Antal.

Crítica:

La primera Depredador ya contó con una secuela, Predator 2, que en 1990 dirigió Stephen Hopkins (Pesadilla en Elm Street 5 y la más reciente e interesantísima Blindado), y que fue injustamente repudiada por gran parte de la crítica y del público. Pese a aquellas duras críticas, aquella segunda parte fue un muy buen título de sci-fi y terror que, si bien no superaba a la película original de John McTiernan, sí contaba con una serie de virtudes, siendo la más destacable de todas el positivo cambio de escenario. En definitiva, que fue muy buena como secuela.

Los ejecutivos de la Fox y Robert Rodríguez se empeñaron en volver a las fuentes de la saga para entregar una especie de secuela-reboot-remake que se caracteriza principalmente por el reciclaje de ideas previas aprovechando además otras tantas procedentes de los cómics basados en la franquicia. La historia que plantea la película la hemos visto ya en decenas de cómics, pero es de agradecer. Eso sí, el suspense que ésta intenta imitar no tiene nada que hacer con el que generaba aquella obra maestra que fue la primera Predator. Aquí ya sabemos el destino de los protagonistas y, salvo un buen número de giros argumentales, pocas sorpresas serán capaces de causar algún tipo de impresión en el espectador.

El film, en líneas generales, está bien hecho. Es decir, que tanto la puesta en escena como las interpretaciones, la fotografía o la banda sonora reciclada, están bastante conseguidas. Destaco, sin duda, el buen hacer de un actor tan notable como Adrien Brody, en un papel que, aunque pudiera parecer lo contrario, le ha venido como anillo al dedo, habiendo hecho un trabajo sumamente espectacular. La verdad es que el resto de actores se limitan a poner gesto de serie B en un producto que huele y sabe a pura serie B.

Lo peor, a destacar, son demasiados agujeros argumentales, nacidos de las ansias del guionista Alex Litvak de entregar un libreto sorprendente que, al final, termina por resultar sólo confuso. Hay demasiadas incoherencias argumentales como para que podamos considerar a Predators como una película redonda. Sí interesante, pero ni mucho menos es una buena película, y dista bastante del gran clásico de los ochenta.

Destaco, sin duda, los FX. No por buenos, sino porque vuelven a ser la típica sobredosis de infografía que tanto gusta a los directivos de Hollywood de hoy día. Hay detalles muy buenos, eso sí, como es el diseño de las criaturas, totalmente acorde con el de las dos primeras películas y el de los enfrentamientos entre Aliens y Predators.

El trabajo de dirección que ha hecho Nimród Antal (Habitación sin salida) es mecánico pero, pese a todo, eficaz.

Por consiguiente, resumo que Predators se limita a ser una agradable y entretenida entrega de sci-fi que no supera al resto de películas de la saga, como se pretendía y como se vendía en un principio, que ignora abiertamente el segundo film del ciclo y se convierte en una continuación del film d McTiernan, simpática y medianamente eficaz pese a sus numerosas limitaciones. Lo mejor de todo es que, por fin, no se trata del todo de un remake, sino de una esperada tercera parte.

Un 6.

Leer critica Predators en Muchocine.net

miércoles, 22 de septiembre de 2010

El Equipo A


Dirección: Joe Carnahan
Con Liam Neeson, Bradley Cooper, Quinton 'Rampage' Jackson, Sharlto Copley, Jessica Biel, Patrick Wilson, Gerald McRaney, Henry Czerny, Yul Vazquez, Brian Bloom.

Crítica:


Otra de las series más emblemáticas de la dorada década de los ochenta ha saltado recientemente a las pantallas de cine. Ante la manía compulsiva que tienen los productores de Hollywood de reciclar toda idea que pueda sonar al espectador dada la patente falta de ideas frescas, uno ya no puede tomar otra postura que la de precaución, ya que de cada diez estrenos sólo un par de ellos son mínimamente decentes. Por este motivo, si el film es medianamente bueno, hace que el espectador salga de la sala más que satisfecho.

De primeras, hay que hacer una aclaración importante: Tomarse en serio algo como El Equipo A es, tal cual, de bobos, por lo que lo mejor es dejarse llevar. Con esto creo que quedan bien claros los cánones en los que se define esta película. La serie original era absurda como ella sola, pero a la vez era dinámica y divertida.

Esta adaptación cinematográfica tiene una virtud enorme, y es que consigue que sus protagonistas tengan aún más carisma que los originales. El contar con un actor tan notable como Liam Neeson era ya una garantía, confirmada con un trabajo sensacional en el que asume perfectamente el papel de Hannibal Smith siendo consciente del material que está manejando. Y si hay que destacar a otro actor en particular, destacaremos a Bradley Cooper, en el papel de Face, simplemente brutal.

La desventaja que tiene El Equipo A es que su trama, a parte de inverosímil, está forzada hasta niveles insospechados, y de ahí que lo mejor que pueda hacer el espectador es dejarse llevar para no tener en cuenta los múltiples fallos argumentales que posee el film. No obstante, estamos ante una cinta de acción entretenida, dinámica, frenética y, lo mejor, divertida, suponiendo un sano y estupendo homenaje a la serie ochentera por excelencia, en el que, por cierto, se han introducido algunos cambios para actualizar el invento (cambiar Irak por Vietnam es el más evidente).

Puesto que nos encontramos en pleno siglo XXI, el cine de hoy se define por la sobresaturación de FX digitales, y esta cinta no es una excepción, por desgracia. Técnicamente está muy bien rodada, con ritmo y buen pulso, pero abusa de los efectos infográficos hasta el exceso, ya sea para retocar secuencias o para ilustrar explosiones y demás eventos destructivos.

Salvo el desenlace, en el que el aturdido y sufrido espectador poco puede diferenciar de lo que sucede en la pantalla, la última secuencia es magistral.

En resumidas cuentas, la impresión que deja El Equipo A es positiva y de buen sabor de boca, porque es cine cien por cien palomitero, de consumo rápido y disfrute sin prejuicios, no apto ni mucho menos para cualquier tipo de espectador pero sí para los aficionados a la serie, porque la fidelidad que guarda con respecto al material de partida, salvo pequeños detalles, es bastante bueno. Sin embargo, nos encontramos ante un film sumamente irregular, con más virtudes que defectos, pero éstos ahí están.

un 7,5.

martes, 14 de septiembre de 2010

Don´t Stop, de Sergio Morcillo.



Crítica:

La nueva creación del amigo Sergio Morcillo se llama Don´t Stop. A falta de revisar otra vez su llamativa Bloody Mirrors, diré que este divertido pastiche terrorífico me ha resultado bastante interesante, especialmente gracias al empaquetado final.

El corto en cuestión es un relato bastante violento que encierra escenas verdaderamente retorcidas, no aptas para espectadores impresionables. El film te atrapa prácticamente desde el comienzo y se pasa en un suspiro, independientemente de su condición de cortometraje. La historia nos la sabemos al dedillo, y aún así esperamos con ansia que los protagonistas sean masacrados uno tras otro salvajemente. Don´t Stop rebosa amor por el género, lo que hace que vaya destinada a un público muy concreto, que sea capaz de ver y entender cada guiño y homenaje a uno de los géneros más demandados por el público a la par que más atacado por los críticos "serios" y su masacre verbal. En este aspecto, el nuevo film de Sergio Morcillo sale muy bien parado, porque está pensado para los auténticos fanáticos del horror.

Las interpretaciones son más bien medianas, algo sobreactuadas en determinados momentos pero, en general, no tienen nada que envidiar a las de cualquier teleserie. Y sí, es un halago.

Técnicamente se va notando cada vez más la mejoría de este director y de todo el equipo del que se rodea, aunque si tengo que mencionar algo es, sin duda, el buen montaje, la buena iluminación, la ambientación y los efectos de maquillaje, repulsivos y plenamente logrados.

Pese a entretener, gustar y resultar más que competente, Don´t Stop tiene un pequeño problema, y es que recuerda excesivamente a los clásicos en los que se inspira por lo que, salvo al final, el efecto sorpresa es bastante limitado. El espectador aficionado al terror conoce de sobra obras cumbre como La matanza de Texas, una clara inspiradora de esta obra. Ignoro si su director lo habrá pretendido, pero también encuentro un parecido asombroso con Frontière(s), de Xavier Gens, film del director de la pasable Hitman que aún seguimos sin disfrutar en nuestro país. Otra de las limitaciones del libreto es su escaso desarrollo de los protagonistas, y no me refiero precisamente a las pobres víctimas sino a la familia de psicópatas que se las hacen pasar putas, aunque esto es algo perfectamente justificable ante la corta duración del film.

En definitiva, creo que Sergio Morcillo ha hecho un buen trabajo, mejorable a nivel argumental y de guión, pero cerrado eficazmente, y que deja un sabroso regustillo a la vez que la sensación de haber visto todo un homenaje al cine de survival-horror más setentero, salvaje y desprejuiciado.

Un 7.

sábado, 7 de agosto de 2010

He vuelto.

He vuelto. Ya hace más de un mes que no escribía absolutamente nada, cosa bastante nefasta para mantener a mis fieles lectores, pero es que el duro trabajo y la falta de inspiración han sido mis peores enemigos. Y ahora que tengo un buen rato, aprovecharé para reanudar mi trabajo.
Cierto es que he andado algo desanimado a la hora de escribir ante la enorme cantidad de comentarios desagradables y malas valoraciones que he recibido por parte de los lectores de Muchocine.net, donde sabéis que colaboro como crítico. Y es que tengo que aguantar comentarios como este, el cual dejo reflejado tal cual fue concebido por el ofendido lector en cuestión:

"poreso eres imbécil hoy Pablo Rodríguez como vas a dar una critica de algo si no lo has visto todo si la primera parte es un poco asqueroso y absurda si se puede decir pero lo que sigue es un mate de risa, que puedes criticar a serca de eso , poreso una persona por muy profesional que sea a si no le guste la obra tiene que terminarla para dar una critica bueno ya mejor reflexiona tu solo . la pelicula si sumamos esa primera parte y lo ultimo sale bien digamos que no es espectacular pero si esta buena y la ultima parte es un mate de risa". Casualmente, los que más insultan son aquellos que, al parecer, tienen muy poca cultura a la par que poca educación, y poca idea tienen a la hora de redactar correctamente, ignorando las puntuaciones y el controlar las faltas de ortografía. Evidentemente, gracias a la edición de comentarios que me ofrece la web, suelo ser bastante tajante y cortar por lo sano eliminando todo comentario que aporte poco a un debate acerca de la calidad de la película entre el que escribe la crítica y los que la leen.

Bueno, tras esta declaración de principios, y para ir abriendo boca tras mi ausencia durante este largo período de tiempo, voy a comentar un par de cosillas interesantes que seguramente interesarán a todos los aficionados a las sagas de Saw y Resident Evil. Importante es citar que, por fin, podremos ver la sexta entrega de la saga de Jigsaw, tras un año de larga espera. DeAPlaneta se ha hecho con los derechos de distribución de la franquicia, cosa que no ocurría desde el estreno de Saw II en 2005, pero con un matiz que hay que considerar, como bien podemos leer en Aullidos.com, y es que se ha realizado un nuevo montaje de la película que, pese a contener todos los diálogos, durará tres minutos menos que la estrenada en otros países, con el fin de librarse de la repelente X que los miembros del ICAA le otorgaron antes del estreno, impidiendo su pase en salas convencionales. La decisión fue seguramente de las más hipócritas que los aficionados al terror tuvimos que soportar, ya que meses antes pudimos asistir a la proyección del último film de Lars Von Trier, Anticristo, en la que había escenas claramente pornográficas a la vez que una violencia como pocas veces habíamos encontrado en una cinta comercial. Pero bueno, ya sabemos que la gente del ICAA poca idea tiene de cine, al igual que tampoco entiende mucho de ejercer de guardián de la moral, ya que otorgó un NRM12 a Predators cuando en su país de origen lucía una R de Restricted... No obstante, un servidor ha tenido el lujo de hacerse con una copia comprada en Londres, Saw VI Extreme Edition, por lo que esa restricción que se nos ha puesto en este país para ver esa película en su versión íntegra le importa tirando a nada. En fin, casos de censura como este deberían formar parte del pasado.

A su vez, el 12 de diciembre de 2010 se estrenará en España (increíble) Saw VII, o más bien, Saw 3D, publicitada como el último episodio de la serie.

La segunda noticia, por llamarlo de alguna manera, es el reciente estreno de Resident Evil: Ultratumba, título español para Resident Evil: Afterlife, la cuarta entrega de la saga basada en el excelente videojuego, que está cosechando unas críticas no precisamente buenas... aunque eso no sea un impedimento para que, mañana domingo, acuda al cine para intentar disfrutar de ella. Y es que no soy demasiado partidario del 3D, pero esta me llama bastante la atención, posiblemente porque no será capaz de ofrecer nada más. nAsí que, en breve, tendréis la crítica del último producto del señor Paul W.S. Anderson, a quien le han llegado a comparar ya con Uwe Boll.

miércoles, 21 de julio de 2010

Mandíbulas 2


Dirección: David Flores.

Crítica:

Lamentable secuela de la flojita Mandíbulas (Lake Placid), de Steve Miner. Si bien la primera, a pesar de ser un lacio ejemplo del subgénero de cocodrilos asesinos, se defendía con algo de ritmo, suspense, acción y humor, y entretenía bastante dada su corta duración, esta segunda parte, preparada directamente para TV, es una mediocre serie B con tufo a telefilm de sobremesa, en la que se repiten ideas y situaciones enteras de su predecesora, apoyada en un guión de ínfima calidad, en el que la falta de originalidad es el rasgo más evidente.

Mandíbulas 2 es una colección de malos FX diseñados por ordenador, de errores de continuidad al emplear efectos CGI y animatrónica, de interpretaciones de feria y de situaciones rocambolescas y absurdas que producen la risa histérica como única vía para no abandonar la película a medias. Lo peor de todo es que la cinta pretende ponerse trascendental en algunos momentos intentando tomarse en serio a sí misma, cuando en otros momentos hace gala de un humor chusco y sin gracia que poco viene a cuento en una película a no ser que se trate de una parodia. Como guinda deberíamos anotar la presencia del no menos irritante grupo de niñatos que se verán metidos en medio del tinglado.

Pese a su nulidad cinematográfica, entretiene porque hay cientos de títulos similares a este, así que el rato de diversión no nos lo quita nadie. Aunque siempre hay títulos mejores para ver.

Si queréis darle un mordisco no la busquéis como Mandíbulas 2, ya que los avispados distribuidores la editaron bajo el título de La criatura del pantano, título original a más no poder...

Un 2.

Y, por cierto, hay de camino un Lake Placid 3...

Leer critica Mandíbulas 2 en Muchocine.net

Pandorum


Dirección: Christian Alvart

Con Dennis Quaid, Ben Foster, Antje Traue, Cam Gigandet, Norman Reedus, Cung Le, Niels-Bruno Schmidt, Yangzom Brauen, Alessija Lause.

Crítica:

Pandorum
es un vibrante thriller de sci-fi y terror dirigido por Christian Alvart y producido por Paul W.S. Anderson. En el mismo, nos cuentan como dos miembros de la tripulación de una nave espacial, el Teniente Payton (Dennis Quaid) y el Cabo Bower (Ben Foster), despiertan en sus cámaras de hibernación sin recordar nada de lo que ha sucedido y totalmente desorientados. No saben quiénes son, ni cuál era su misión ni por qué, en principio, son los únicos supervivientes.

A partir de una premisa que engancha arranca un film de terror en el espacio, directo y sin concesiones. El espectador ha de ser consciente de lo que va a ver. Es otra más al estilo Alien, Sunshine u Horizonte final (cito estas por ser las más evidentes) pero con una historia bien elaborada que, aunque repite ideas de sus modelos, se ve con sumo agrado al indroducir elementos, tanto conceptuales como visuales, de enorme valor e interés.

La película es asfixiante y oscura, y en ella lo primero que hay que destacar es ese impresionante diseño de producción. Los primeros minutos son angustiosos, y aunque a medida que avanza el film se va derivando más hacia la acción y el desenfreno, el suspense y la tensión se mantienen prácticamente hasta el final de la cinta, donde todo queda explicado a la perfección, cerrando un círculo narrativo con uno de los mejores finales que he podido ver en las producciones fantásticas de esta última temporada.

Para ver Pandorum hay que dejarse llevar, porque la información nos va llegando con cuentagotas y tenemos un buen riesgo de perdernos. Hay que concentrarse ya que todo se antoja extremadamente confuso y turbador. Puede que esta maniobra por parte de los guionistas sea un juego peligroso, pero hace que aumente el interés en el espectador con cada minuto de película que transcurre.

No sólo tenemos una buena historia y un buen guión, también hay que destacar unos impresionantes FX en los que, menos mal, no canta el ordenador. Hay mucho efecto artesanal, lo que es muy de agradecer, especialmente por los aficionados más tradicionales, entre los que me cuento. Los decorados e interiores en los que se desarrolla el film, además de oscuros y siniestros, resultan sucios, decadentes y apocalípticos. Hay mucha violencia, mucha acción y vertiginosas secuencias que ponen los pelos de punta.

En el apartado interpretativo, simplemente hay que decir que, tanto Ben Foster como Dennis Quaid, hacen un buen trabajo.

Pandorum es un excelente film que los aficionados a la buena sci-fi no deberían dejar pasar porque tiene un montón de valores artísticos que justifican su visionado. Brillante de principio a fin.

Un 8.

Leer critica Pandorum en Muchocine.net

Death Wish V: The Face of Death


Dirección: Allan A. Goldstein.

Con Charles Bronson, Lesley-Anne Down, Michael Parks, Chuck Shamata, Kevin Lund, Robert Joy, Saul Rubinek, Miguel Sandoval, Kenneth Welsh, Lisa Inouye.


Crítica:

La última entrega del justiciero urbano Paul Kersey, titulada para la ocasión como Death Wish V: The Face of Death, y conocida en España como El rostro de la muerte, es sin duda alguna la peor de toda la saga.

La historia, otra vez, vuelve a ser la misma de siempre. Paul Kersey va a casarse con una guapa mujer que trabaja en el mundo de la moda, pero ésta es la ex-mujer de un sanguinario mafioso llamado Tommy O'Shea (Michael Parks), que mete mano en todo su negocio para llevarse una buena tajada de las ganancias que le proporciona y que quiere, por encima de todo, quedarse con su hija. Tras desfigurarla horriblemente, la asesinan, y Kersey no tendrá más remedio que volver a tomarse la justicia por su mano.

La película en sí no está mal, pero toda la acción desenfrenada que tenían las anteriores se ha disipado bastante en esta quinta parte. Las muertes están bien elaboradas e impresionan como siempre, pero hay demasiados espacios vacíos entre una y otra y a Bronson parece que le cuesta arrancar. Todo lo que vemos en el film ya lo hemos visto antes, así que en estas situaciones sólo se puede esperar que todo sea desenfreno y acción por acción. Desgraciadamente, Death Wish V es un poco más aburrida y, aún contando con secuencias impecables como la del atropello, no llega a dejar la misma huella que dejaron las previas. Se nota en exceso que ya no pertenece a la década de los ochenta, y eso le afecta mucho a su empaquetado final.

Si hay alguna virtud que tenemos que destacar por encima de todas, además de esa colección de asesinatos brutales por parte de Kersey, es que los malos son tan malos que el espectador espera con ansias que sean masacrados. Algo que, por cierto, debería ocurrir más deprisa.

En el apartado interpretativo, poco puede destacarse, porque Bronson muestra el mismo rostro impasible de siempre, y Michael Parks hace la misma labor de sobreactuación a la que nos tiene acostumbrados. El resto de actores son los típicos en este tipo de producciones y comentar su trabajo es una tarea del todo intrascendente.

La labor del director Allan A. Goldstein (responsable de cosas como Snakeman) es del todo impersonal, lo que juega en beneficio de la saga hasta cierto punto. Donde si destaca es en su poca pericia a la hora de rodar las escenas de acción.

En resumidas cuentas, El rostro de la muerte es una película de acción vengativa pasable y medianamente entretenida, donde lo mejor son sus asesinatos violentos y su final, y hay que verla para completar el ciclo Bronson/Paul Kersey.

Un 5.

Leer critica El rostro de la muerte en Muchocine.net

martes, 20 de julio de 2010

Yo soy la justicia II

Dirección: J. Lee Thompson.

Con Charles Bronson, Kay Lenz, John P. Ryan, Perry Lopez, George Dickerson, Soon-Tek Oh, Dana Barron, Jesse Dabson, Peter Sherayko, James Purcell.

Crítica:


Tras las notables El Justiciero de la ciudad, Yo soy la justicia y El Justiciero de la noche, todas ellas dentro de la saga Death Wish, la Cannon volvió a la carga con Yo soy la justicia II, en realidad la cuarta parte de la serie. Ya sabemos cómo son aquí las traducciones de los títulos originales y como alteran las numeraciones y demás según les conviene a los malditos distribuidores.

Esta Death Wish 4: The Crackdown es, con diferencia, la mejor de todas las entregas del justiciero Paul Kersey. En esta ocasión, Erica, la hija de la novia de Paul, muere de una sobredosis de crack. El justiciero Kersey tomará la ley por su mano decidido a acabar con la droga de la ciudad, gracias a la información que le proporciona un supuesto millonario llamado Nathan White.

Desde el principio, sabemos que vamos a asistir a otra salvajada más de nuestro querido Charles Bronson. La cinta va al grano y nos muestra a un Paul Kersey aparentemente retirado de sus aficiones justicieras, volviendo a ejercer de arquitecto. Lamentablemente, el guión exige otra vez que vuelva a tomarse la justicia por su mano, dando pie a un buen número de secuencias violentas, cada cual más bestia, garantizando la inmediata diversión del espectador aficionado. Técnicamente, el mimetismo de esta nueva entrega con las previas es asombroso, lo que quiere decir que bien realizada, está. Un valor añadido que podemos encontrar en el guión de la película es ese mayor hincapié que hace en la psicología de Kersey, especialmente gracias al comienzo, dejando bien claro que es un hombre aún atormentado que no tolera la injusticia ni la agresión a los débiles. Al margen de esto, pocas diferencias más hay con las películas anteriores, salvo porque esta cuarta entrega resulta mucho más dinámica.

Yo soy la justicia 2 es una de las películas más representativas del cine de venganzas ochentero, no demasiado recomendable para un público joven pero sí de obligada visión para los aficionados a la acción, la caspa ochentera y el cine de la Cannon. Merece muchísimo la pena el poder deleitarse con las hazañas de Paul Kersey y con toda la oleada de muerte y destrucción que lleva consigo.

No es un prodigio de originalidad, ni mucho menos, y ya sabemos qué va a pasar prácticamente desde el inicio del film, pero es tan sumamente entretenida que gana puntos de inmediato. Y el final, además de salvaje, es apoteósico.

Un 7,5.

Leer critica Yo soy la justicia 2 en Muchocine.net

sábado, 17 de julio de 2010

Sharktopus

Esto es una noticia que hay que comentar como buen amante de la serie Z que soy. Roger Corman siempre me ha llamado la atención, el tío no ha hecho más que producir películas nefastas y sin embargo, ahí sigue, fuerte como el solo, con verdadera pasión (tanto por el cine como por llenarse los bolsillos, o al menos por comer a fin de mes). Ahora va a estrenar para el canal SyFy otro de sus exóticos productos, nada más y nada menos que Sharktopus, un delirio protagonizado por Eric Roberts (!!). Y sí, habéis adivinado, esta vez se trata de un híbrido entre pulpo y tiburón, aunque la idea no sea nueva, ya que en 1984 Lamberto Bava la utilizó para El Devorador del océano.

Os dejo el trailer porque vaya tela...

jueves, 15 de julio de 2010

Un ciudadano ejemplar


Dirección: F. Gary Gray.
Con Gerard Butler, Jamie Foxx, Colm Meaney, Michael Gambon, Leslie Bibb, Josh Stewart, Viola Davis, Bruce McGill, Regina Hall, Annie Corley.


Crítica:

Un ciudadano ejemplar
es un thriller de venganzas que recupera cierto saborcillo del cine netamente ochentero adornado por unas notables interpretaciones, tanto de Gerard Butler como de Jamie Foxx. La trama, otra vez más, es la misma de siempre: Un ciudadano ejemplar casado y con una hija pequeña es testigo de la masacre de su propia familia y, tras un juicio en el que uno de los asesinos queda exculpado, deberá tomarse la justicia por su mano, aprovechando todos sus conocimientos de ingeniería y sus artimañas aprendidas cuando era agente del gobierno.

La película engancha porque es burra como ella sola, es todo un ejercicio de violencia descarnada que en ocasiones llega a impresionar y se hace incluso poco recomendable para los espectadores más sensibles. Es más, parece que se recrea y regocija en las secuencias más violentas y turbadoras. A parte de eso, el dilema moral que plantea, a pesar de ser superficial, es interesante puesto que se respira un tufillo fascistoide bastante llamativo, contrarrestado por el papel de Jamie Foxx, que interpreta a un fiscal que intentará parar los pies al peligroso vengador.

Si bien la trama, aunque convencional, se antoja interesante, en el momento en el que el personaje de Butler es arrestado, pierde todo tipo de credibilidad, dándose de lleno al disparate y el sinsentido, pareciendo más bien una película de corte fantástico de super-héroes que un thriller. La parte de la historia que sí me ha convencido plenamente es su crítica descarnada al sistema judicial, siendo el personaje de Butler esa forma personificada de hacerle frente.

Por consiguiente y, en resumidas cuentas, Un ciudadano ejemplar se limita a ser un curioso producto con suspense, acción, sangre y violencia a raudales que es imposible tomarse en serio, dada la inverosimilitud de la historia y lo surrealista de su propuesta, siendo este su mayor lastre y lo que impide disfrutar la película al cien por cien.

Al menos, está bien hecha y bien interpretada, aunque esto no sea bastante como para que supere el aprobado con suficiencia.

Un 5,5.

Leer critica Un ciudadano ejemplar en Muchocine.net

lunes, 12 de julio de 2010

Furia de Titanes


Dirección: Louis Leterrier.
Con Sam Worthington, Liam Neeson, Ralph Fiennes, Gemma Arterton, Pete Postlethwaite, Mads Mikkelsen, Alexa Davalos, Polly Walker, Nicholas Hoult, Jason Flemyng.

Crítica:

Siempre he tenido especial cariño por aquella película que Desmond Davis dirigió en 1981, Furia de Titanes, un auténtico prodigio de cine de aventuras adornado con unos efectos de Ray Harryhausen, que si bien ya eran algo anticuados para la época en la que se estrenó el film, eran entrañables y bonitos. Cuando vi el trailer de esta nueva versión me temí lo peor, que estaría frente a otro videojuego que tanto gusta al público de hoy día.

Tras ver esta película de Louis Leterrier, responsable de joyitas como El Increíble Hulk o Transporter 2, he de decir que, si bien no he quedado maravillado, sí he quedado bastante complacido. ¿Por qué? Porque Furia de Titanes es una producto de aventuras cargado de acción pero en sus dosis adecuadas y, pese a ser estruendosa, no lo es tanto como otros films de características similares. Cierto es que sigue la tendencia actual del cine de nuestros días, es decir, con ruido, acción por acción y secuencias espectaculares, pero se beneficia de un guión que, pese a necesitar un lavadito de cara, se las ingenia para sacar lo mejor del libreto original, dejando a un lado toda la empalagosa (aunque no sobrante) historia amorosa entre Andromeda y Perseo. Por consiguiente, este remake es al cien por cien una película de acción y aventuras sin ninguna clase de romanticismo.

La simplicidad del guión está, eso sí, mucho menos disimulada que la de la cinta original, precisamente por esa reducción de elementos y adornitos, destacando sin lugar a dudas ese nulo desarrollo del personaje de Andromeda, aquí un mero monigote desdibujado. Afortunadamente, la historia nos es contada con mucho dinamismo y tiene algunos detalles mejor desarrollados que en el film de Davis. Entre ellos, se hace mucho más hincapié en los deseos de Perseo de ser un humano más, el cual comete grandes hazañas, pero humano a fin de cuentas. Un punto que, pese a ser gracioso, me ha perecido un guiño desafortunado, es ese momento en el que Perseo encuentra un búho mecánico y pregunta qué es, a lo que le responden, "olvídate de eso". Me parece un chiste sin gracia, el cual no entenderán los que no hayan visto el film original y muy poco acertado, la verdad.

Desde el punto de vista interpretativo Furia de Titanes no es nada del otro mundo. Es más, hay demasiadas interpretaciones forzadas, salvo la del protagonista principal, Sam Worthington, que sigue en su línea sosaina en la que no cambia el gesto en ningún momento pero, al menos, hace un trabajo eficaz. La participación de Liam Neeson como Zeus es más bien escasa, pero muy de agradecer, lo cual es un punto positivo a la hora de decidir o no si ver la película. De todos los personajes, cierto es que me quedo con el de Io, interpretado por una preciosa Gemma Arterton.

Los efectos especiales son, sin dudarlo, lo mejor que podemos sacar del film, junto con su cuidada ambientación y esos travellings aéreos inspirados claramente en El Señor de los Anillos. Es la primera vez en mucho tiempo en la que, pese a estar elaborados por ordenador, las criaturas no desentonan para nada con su entorno, lo que a mi me ha hecho disfrutar el doble de esta producción. Evidentemente, tanto los sensacionales efectos como la buena y grisácea fotografía sólo son disfrutables viendo la película en 2D, ya que para su estreno se hizo una reconversión forzada a 3D únicamente para atraer de mala manera al espectador. No he sido testigo de la versión en 3D pero tampoco pienso hacer el esfuerzo, más que nada porque no lo considero como un mero instrumento para atraer a las masas y no como una forma de expresión artística. Como dato para los interesados en ver la película, diré que tanto la secuencia de la lucha contra los escorpiones como la que libran contra Medusa en el Inframundo son espectaculares y dejan sin aliento.

En resumidas cuentas, Furia de Titanes es una película de aventuras en la que brillan por encima de todo sus sensacionales FX, se hace entretenida y amena, y tiene momentos de profundidad que ayudan a elevar la calidad de un guión discretito con unas cuantas lagunas argumentales y que podría haberse trabajado mucho más. No obstante, se nota que su director, Louis Leterrier, tiene su fuerte en el manejo de la acción.

Un 7 justificado porque, dentro de su simplismo, me parece buena.

Leer critica Furia de Titanes 3D en Muchocine.net

sábado, 10 de julio de 2010

Pesadilla en Elm Street: El origen


Dirección: Samuel Bayer.

Con Jackie Earle Haley, Kyle Gallner, Rooney Mara, Katie Cassidy , Thomas Dekker, Kellan Lutz, Clancy Brown, Connie Britton, Lia D. Mortensen.

Crítica:

Va otro. Y ya son muchos los remakes que se empeñan en vender ante la total y absoluta falta de ideas nuevas en la industria de Hollywood. Al menos, esta cinta no viene acompañada del dichoso 3D... Si bien podemos encontrar de vez en cuando obras interesantes como La matanza de Texas y su precuela, Amanecer de los muertos, Reflejos, Las colinas tienen ojos, Halloween, Viernes 13 o la más reciente The Crazies, muchas de las nuevas versiones que podemos ver en la gran pantalla son productos de poco valor cinematográfico (Prom Night, El Padrastro...). Esta nueva versión del clásico de los 80 por excelencia pertenece más bien al segundo grupo.
Pesadilla en Elm Street: El origen, ha echado por tierra todos los logros que tenía el film original de Wes Craven para convertirse en otra peli de Freddy más, previsible, aburrida hasta cierto punto e inferior a cualquiera de las secuelas originales de la saga, siendo incluso peor que la mediocre Nueva Pesadilla.

Este remake no es precisamente una mala película en cuanto a realización y aspectos técnicos, pues la fotografía es bastante buena, proporcionando ese aspecto sucio característico de las producciones de última hornada. También podemos agradecer un montaje dinámico y ágil que proporciona un producto de buena categoría. Su banda sonora no está del todo mal, aunque vuelve a estar encuadrada en la moda actual, como siempre, y gracias a ella podemos disfrutar de breves referencias a la partitura original, que es insuperable.

En lo que a la historia se refiere, es aquí donde vamos a encontrar la mayor parte de defectos que tiene la película, pues los responsables del libreto han tenido la osadía de banalizar la trama principal hasta límites que sobrepasan lo tolerable. Aquí, directamente, Freddy Krueger es presentado como lo que se intuía que era, un pedófilo. A pesar de lo aterrador y desagradable de este planteamiento, se presenta a Freddy como un auténtico mierda, un flojucho al que acorralan y queman hasta el punto de que el espectador llega a sentir lástima por él. Todas las secuencias que cuentan esta parte de la historia están bien elaboradas pero, como he dicho, no producen terror, sino lástima. Y eso no es precisamente lo que deberían transmitir estas imágenes, sino todo lo contrario. Por este motivo, hay que señalar que la interpretación de Jackie Earle Haley no es mala en absoluto, pero no es precisamente la más acertada. El maquillaje no está mal tampoco pero su competidor original, Robert Englund, aportaba un rostro icónico y dificilmente superable. A parte de eso, el relevo no tiene el suficiente carisma como para dejar huella en el espectador como hizo su predecesor.

El guión contiene elementos y referencias de todas las películas de la saga, siendo una especie de pastiche que mantiene el esquema de la película de Craven, pero que carece de todo ese sentido del humor negro y chusco que ilustraba a la perfección a uno de los personajes más cabrones de la historia del cine. No obstante, a pesar de sus numerosos guiños, los guionistas Eric Heisserer y Wesley Strick se han trabajado muy poquito toda la parte referente a los orígenes de Freddy, sin hacer mención alguna a la famosa garra y planteándolo como un alma vengativa en lugar de un ser que se alimenta del miedo colectivo de las personas para seguir en activo. En este sentido era mucho mejor el guión de la apreciable Freddy contra Jason.

Salvo la interpretación de Haley, el resto de jóvenes actores se limitan a cumplir, especialmente Rooney Mara. Del resto de ellos, qué queréis, esperaba unas actuaciones con un poco más de brío. Y es que no hay mucho que impacte en el film, ni siquiera el supuestamente aterrador y espectacular comienzo, algo a lo que contribuyen estas flojitas interpretaciones. Todos los personajes son meros reciclados de la original Pesadilla.

Por otro lado, las muertes no son para nada vistosas, sino que están bastante mal elaboradas, aunque en parte esto se debe a que todas ellas beben de la película original de 1984 y poco tienen que ofrecer de nuevo al aficionado. Lo que sí me ha convencido plenamente es la presentación de cada personaje, con su muerte consecutiva. Es un esquema que se repite durante la mayor parte del film, dando la sensación de una estructuración a modo de episodios.

¿Qué se puede deducir de esto último? Que la dirección de Samuel Bayer, formado en la realización de videoclips, no es mala, pero insuficiente como para transmitir algo de fuerza al conjunto más allá de lo meramente visual y estético.

En resumidas cuentas, Pesadilla en Elm Street: El origen no me ha gustado por todos los puntos expuestos anteriormente. No transmite miedo, ni tensión, ni provoca carcajada histérica como las clásicas, es algo aburrida y sumamente banal, y en ella se nota claramente a quién va dirigida. Es una cinta pensada para captar al nuevo público, a ese que no sabe que para revisar un título mítico o simplemente clásico basta con ir a buscar su edición en DVD e introducirlo en el reproductor de su salón...

No es que se trate de una mala película, es que simplemente no funciona... y se olvida rápidamente tras su visionado.

Un 5 muy, pero que muy raspado.

Leer critica Pesadilla en Elm Street: el origen en Muchocine.net

viernes, 9 de julio de 2010

Anatomía 2



Dirección: Stefan Ruzowitzky.

Con Barnaby Metschurat, Herbert Knaup, Heike Makatsch, Roman Knizka, Wotan Wilke Möhring, Frank Giering, Hanno Koffler.

Crítica:


Tras la notable primera parte de Anatomía, el mismo director, Stefan Ruzowitzky, volvió a las andadas con esta secuela que, salvo contar con una breve participación de Franka Potente en el mismo papel de la primera, poco tiene que ver con ésta. Si bien la película original era un thriller de terror encuadrado dentro del subgénero slasher, esta Anatomía 2 parece más bien un thriller de sci-fi. Puede que se trate de un cambio extremadamente radical pero considero que se trata de algo positivo para no volver a caer en la tópica y típica repetición de esquemas que se suele dar a la hora de afrontar la realización de una secuela.

En esta Anatomía 2, el director y guionista nos presenta a un nuevo joven estudiante de medicina, Jo Hauser (Barnaby Metschurat). Tras llegar a un célebre hospital de Berlín, será seducido por una sociedad secreta que no pone límites morales para intentar conseguir los más sorprendentes avances médicos. Pese a que el punto de partida de esta nueva entrega viene a ser similar al de la primera, el punto de vista de la historia cambia del todo, puesto que en esta ocasión no se trata de un estudiante investigando una secta de fanáticos, sino que es el propio protagonista el que entra a formar parte de ella, o más bien de un grupo de científicos chalados. El afán de superación está a la orden del día en este título y el guión hace verdadero hincapié en este sentido, estando realmente trabajada esa personalidad obsesiva de los personajes. Eso sí, los avances médicos a los que hace referencia el libreto de la película son pura ciencia-ficción...

El argumento del film es, además de bastante fantástico e inverosímil, enfermizo, contando con secuencias realmente crudas y desagradables. En Anatomía 2 hay de todo, desde dosis elevadas de sexo hasta secuencias gore bastante logradas, así como consumo de drogas desenfrenado. Como he dicho, lo mejor de todo es esa buena descripción de los personajes, especialmente del protagonista principal, del que se nos muestra en una secuencia brillante todos sus primeros días como médico residente. Posteriormente, la espiral descendente hacia los infiernos hará que, en ciertas ocasiones, compartamos la angustia del protagonista.

La realización es prácticamente igual a la de la primera cinta, así que el buen resultado está más que garantizado. Otro punto que merece la pena destacar es la banda sonora, que resulta apoteósica y realmente apropiada a las escenas a las que acompaña. Destacaría, de hecho, la primera escena del film, brillante y tensa, a lo que contribuye notoriamente la espléndida música.

Pese a los múltiples elogios que se merece Anatomía 2 por ser una secuela atípica alejada de lo que fue la película original, tiene un gran lastre, y es la menor fuerza del suspense. Al conocer más o menos la historia y al introducir el nuevo punto de vista, el misterio se difumina rápidamente. No obstante, hay elementos que garantizan la sorpresa sin resultar facilones ni baratos.

En resumidas cuentas, una secuela de lo más aceptable que merece la pena ver. En nuestro país se estrenó directamente en DVD.

Un 7.

Leer critica Anatomía 2 en Muchocine.net