jueves, 3 de diciembre de 2009

La Cruda Realidad

Dirección: Robert Luketic
Con Gerard Butler, Katherine Heigl, Cheryl Hines, Bonnie Somerville, Bree Turner, Vicki Lewis, Eric Winter, Holly Weber, Nick Searcy, Jesse D. Goins.


Crítica:

De vez en cuando, el cine romántico da alguna que otra sorpresa al espectador, no haciendo distinción entre sexos, ni mucho menos entregando un producto almibarado hasta el exceso. La Cruda Realidad es una comedia agradable y sumamente divertida que narra una historia romanticona de la que conocemos su final desde el principio, pero que encierra escenas tan elaboradas y desternillantes que suma muchos puntos con respecto a otras películas parecidas.


Robert Luketic (21 Blackjack) se las arregla para narrar de manera convincente y sin altibajos la historia de Abby Ritcher (Katherine Heigl), una productora de un programa matutino de TV con serios problemas para encontrar el amor (no es la única, vaya...). Sin embargo, el mayor problema de Abby llega cuando sus jefes deciden que forme equipo con Mike Chadway (Gerard Butler), un misógino y aparentemente maleducado personaje televisivo que promete revelar la cruda realidad de por qué hombres mujeres son como son. Abby obtendrá la peculiar ayuda de Mike para sacar provecho de sus citas, aunque el resultado final no sea el que ella espera. Por supuesto, el espectador sabe cómo va a acabar el asunto, aunque eso no sea lo que más importe para seguir la historia con agrado y satisfacción.


Apoyándose en un guión un poco convencional (pero con una premisa ingeniosa) provisto de diálogos cargados de ingenio y situaciones rocambolescas, a cada cual más divertida, el film, ciertamente, narra verdades como puños, y triunfa enormemente gracias a las interpretaciones de la Heigl y Butler, entre los cuales hay una química que viene como anillo al dedo a los dos personajes que interpretan. La Cruda Realidad es un film que tiene la decencia de no recurrir a lo más cursi en este tipo de historias, y no se anda con tapujos al hablar de sexo ni al andarse con suavizaciones. Va directa al grano, no aburre y puede ser disfrutada por el público masculino, que en muchas ocasiones también quiere disfrutar de historias de semejante calibre.



Una película romanticona con estilo, dinámica, desternillante, muy bien elaborada, muy bien rodada y, en suma, una comedia que no deja para nada insatisfecho. Destacaría determinadas secuencias memorables que sin duda son lo mejor del film, pero voy a callarme vilmente y dejaros a vosotros que disfrutéis tanto como lo he hecho yo con ellas. Y, por supuesto, hemos de tener en cuenta que podemos disfrutar de la bellísima Katherine Heigl.


En fin, como me ha gustado tanto, y como me ha parecido que, a parte de ser una buena comedia es un ejemplo de buen cine de consumo que no toma por imbécil al inocente espectador, le otorgo un más que merecido 8.


Leer critica La cruda realidad en Muchocine.net

No hay comentarios: