martes, 8 de diciembre de 2009

Hermandad de Sangre


Dirección: Stewart Hendler.
Con Briana Evigan, Rumer Willis, Carrie Fisher, Jamie Chung, Julian Morris, Leah Pipes, Margo Harshman, Audrina Patridge.

Crítica:


Siguiendo la tradición del remake, aquí nos llega una revisión del clásico de 1983 House on Sorority Row (Siete mujeres atrapadas) que se parece a ésta lo que un huevo a una castaña. Y precisamente, es castaña lo que define a la perfección a este lamentable subproducto dirigido por Stewart Hendler, en el que un grupo de putones verbeneros, todas ellas de la misma hermandad, deciden gastar una broma al hermano de una de ellas haciéndole creer que una de sus amigas a muerto por su culpa. Como es de esperar, el asunto se va de madre y la chica muere de verdad. Original, ¿eh? Además de no ser ni pizca original, de no tener nada que ver con el clásico ochentero, de ser más bien un clon bastardo de Sé lo que hicisteis el último verano 3 (y digo 3 porque guarda más puntos en común con esa secuela que con la primera parte), la película resulta aburrida y ridícula a partes iguales.

Toda la historia se hilvana a través de fiestecitas pedorras de adolescente y diálogos ofensivos por parte de las jovenzuelas, cada cual más odiosa, por lo que el sufrido espectador sólo puede desear con avidez que sean masacradas gráficamente de una en una. Para colmo, los asesinatos son becerros, pero no llegan a la altura de los grandes clásicos del subgénero slasher. Y encima deberían ocurrir más rápido, por cierto. Todo aquello que aparecía en Siete mujeres atrapadas y la dotaba de cierto encanto se ha ido al traste, ya que el responsable del libreto decidió que era mejor inventar una historia nueva que no tuviera nada que ver, por lo que, a pesar de que la original era tópica a más no poder, todo su ochentero encanto se va, literalmente, a la mierda.

Por tanto, Hermandad de sangre no es sólo un mal film sin la menor esencia de cine, es un bodrio mayúsculo representativo de toda una generación MTV borracha, superficial y patética, que no se salva en ninguno de sus aspectos, ni siquiera en la diversión que podría suponer al aficionado el que un loco encapuchado escabeche a un puñado de jovencitas idiotas. Al igual que Una noche para morir, remake de Prom Night, Sorority Row es un ejemplo de anti-cine para palomiteros sin ningún tipo de inquietud, y una última paletada al slasher parido en Hollywood, más muerto y más enterrado que ningún otro. Un guión lamentable, incapaz de transmitir tensión y cierta coherencia, unas interpretaciones de baratillo y la continua presencia del alcohol en la vida de los jóvenes acaban poniendo la guinda a esta lastimosa cinta de terror, que más que miedo produce vergüenza ajena y soberano aburrimiento.

Un 1.




Leer critica Hermandad de sangre en Muchocine.net

5 comentarios:

Dani dijo...

Buena critica. La verdad que el reto que me has enviado de que la vea y la critique va a ser dificil. He visto ultimamente muchos bodrios y no me apetece otro. Al menos sé que este lo és. Gracias por el aviso.

Seguimos en contacto!!!

Peibolster dijo...

Mis retos son difíciles de afrontar, jajajaja. Un saludete.

Andres Pons dijo...

¿Mira que hacerme ver semejante basura infecta? Ya me vengare ya.

Peibolster dijo...

Jajajajaja, espero tu venganza.

Anónimo dijo...

Amiable post and this enter helped me alot in my college assignement. Thanks you seeking your information.