martes, 24 de noviembre de 2009

Un breve repaso ante el cansancio provocado por la dura jornada laboral...

Haciendo un breve repaso a mis últimas incursiones cinéfagas, os voy a narrar en prosa mis recomendaciones más sinceras. Dentro de los trabajos qhe he podido ver, os dejaría bien destacados dos de ellos, Moon, de Duncan Jones, y Dogville, de Lars Von Trier.

Moon es una soberbia y pausadita cinta de auténtica sci-fi que, modesta como ella sola, con una trama perfectamente perfilada y unos FX tan solventes como ajustados al conjunto, se convierte en una inteligente joyita, entretenida y capaz de despertar auténticas sensaciones y reflexiones sobre el dominio y la falta de moral. Merece mucho la pena, señores.


La segunda película que me ha dejado profundamente marcado ha sido Dogville, de un cineasta tan controvertido como Lars Von Trier, responsable de esa reciente salvajada que es Anticristo (a ver si os atrevéis a verla, forasteros). Antes de nada, agradecerle a Miguel que me la haya descubierto, porque hacía tiempo que no gozaba tanto con una película. Compleja como ella sola, con un curioso diseño de producción, narra como si una obra de teatro se tratara, una historia amarga y pesimista donde el mayor logro es ese giro final que determina un replanteamiento completo de todo el conjunto, pasando por cada (indeseable) personaje. Una película cruel, amarga, dura, arriesgada, demoledora y, simplemente, sobresaliente.

Si tenéis previsto ver alguna peliculilla, que sea alguna de estas dos de tener que elegir sólo una.

Otras cositas de las que he disfrutado han sido G.I. Joe: Rise of Cobra, de Stephen Sommers y, a pesar de ser el típico videojuego propio de un director tan dado a la infografía descarada y al exceso más estomagante, se ve capaz de superar a cosas tan lamentables como Van Helsing. Al menos, divierte, no tiene demasiadas pretensiones y como cinta de acción se gana el aprobado, y no sólo por las estimulantes presencias de Sienna Miller o Rachel Nichols.


Si aún os quedan ganas, podéis echar mano de Children of the Corn, remake del clásico de los 80, pero preparado directamente para TV y dirigido por Donal P. Borchers, además de guionizado por el mismísimo Stephen King. A pesar de sus limitaciones, resulta bastante superior a la película original, no así a la mayoría de las secuelas que se rodaron (olvidándonos, claro, de la mediocre Children of the Corn: Revelation), se ve con agrado y encierra escenas bastante retorcidas, como esa en la que dos de los chicos, él y ella, llevan a cabo el acto sexual ante los ojos del resto de los niños. Me ha molado, la verdad.

En la línea de la sobresaliente Shaun of the Dead (aquí Zombies Party, ejem...) se han ido estrenando toneladas de títulos zómbicos de corte similar, y si bien la reciente Zombieland es la mejor de todas, la neozelandesa Last of the Living, de Logan McMillian, es un digno producto de serie B que, pese a todo, resulta entrañable y sugerente.

Y, de postre, el trailer de Universal Soldier: Regeneration, la tercera entrega oficial del clásico de culto, Soldado Universal.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿cuanto le podrias? un 6 ¿no?

Anónimo dijo...

ups sorry delete plz [url=http://duhum.com].[/url]