domingo, 13 de septiembre de 2009

Distrito 9


Dirección: Neill Blomkamp
Con Sharlto Copley, Jason Cope, David James, Vanessa Haywood, Mandla Gaduka, Kenneth Nkosi, Eugene Khumbanyiwa, Louis Minnaar, William Allen Young.

Crítica:

Cuando una película crea grandes expectativas corremos el riesgo de que su visionado sea una decepción. Distrito 9, producida por Peter Jackson, no ha sido uno de esos casos, sino todo lo contrario, pues nos encontramos ante una maravilla de sci-fi dramática, poderosa, brutal, trascendente y no adecuada para todos los paladares, dada su tremedunda crudeza. Además de contar con unos FX de primera, la mayor baza del film es la enorme originalidad que alcanza tanto a la propia historia en sí, como a la planificación y ejecución final del guión, y así como al magnífico diseño de producción. Todo en la película es grandioso, y es que nunca se había planteado así una historia sobre alienígenas en la Tierra. Aquí los visitantes son obligados a vivir en un poblado de infraviviendas en unas lamentables condiciones, idea que permite retratar sin pudor alguno la verdadera esencia maligna del ser humano. Nadie en la película se salva, todo el mundo tiene algún rasgo que le roba su humanidad, lo que hace que el espectador, irremediablemente, acabe poniéndose en la piel de los aliens. Y es precisamente por eso por lo que la historia es amarga y cruel, a la par que introduce un punto de vista que jamás hubiese imaginado.

En el film encontramos aliens torturados y obligados a vivir como basura, nigerianos mafiosos auténticamente salvajes, militares deshumanizados y desprovistos de cualquier dilema moral, así como ciudadanos que son una viva imagen del ser humano real. Todo rodado en formato de semidocumental falso, con un pulso firme y espectaculares escenas de acción, así como babosas transformaciones para una evolución del protagonista que te deja pegado al asiento.

Distrito 9 es una película espléndidamente rodada, impecable desde el aspecto técnico como al interpretativo, es diferente, mordaz y dinámica. Por tanto, gracias a estas virtudes y a ningún contra, nos encontramos ante un ejemplo de cine con mayúsculas, todo un ejemplo de que la sci-fi y la calidad no están reñidas y de que siguen estrenándose grandes películas que merecen nuestra atención. Un producto que va directo al nervio, que no decae y no deja indiferente, que produce malestar y, finalmente, supone un bocado exquisito para el aficionado al buen cine de género, con un final abierto que hace desear la continuación.

Sin más, obra maestra prodecente de Nueva Zelanda, y todo un ejemplo a seguir por la industria de Hollywood.

Un 10.

Leer critica Distrito 9 en Muchocine.net

2 comentarios:

Cápulo dijo...

Para mí, lo mejor de 2009, y sin duda alguna, entre las 3 mejores de su género en mucho mucho tiempo.

Peibolster dijo...

Es buenísima, me ha encantado.