lunes, 18 de mayo de 2009

X-Men Orígenes: Lobezno


X-Men Origins: Wolverine, de Gavin Hood.

Crítica:

Hace unos días tuve el honor de ver en pantalla grande (previo pago de entrada) X-Men Orígenes: Lobezno. ¿Mi veredicto para ir al grano? Bastante decente y superior a X-Men: La Decisión Final, aquel decepcionante tercer episodio de la trilogía.

Esta precuela sigue manteniendo el mismo tono que las anteriores entregas y se beneficia de contar con el protagonismo absoluto de mi mutante preferido. No obstante, no alcanza el nivel de maestría de las dos primeras películas, a pesar de que encierra momentos realmente conseguidos. Sin duda, lo mejor del film son los créditos iniciales, donde vemos como Logan y su hermano Victor (Dientes de Sable) luchan en las guerras más importantes de su país. También debemos destacar unas más que notables escenas de acción que hacen de esta película un producto realmente entretenido.

No obstante, el film falla en aspectos como los que se corresponden con determinados FX. Y digo esto porque podrían ser perfectamente mejorables. De hecho, en ocasiones resultan tremendamente postizos, algo sorprendente hasta límites insospechados dado el alto presupuesto del film. Otro punto a tener en cuenta es la total ausencia de sangre, que poco puede justificarse con las numerosas escenas violentas que guarda la cinta, siendo este hecho el que precisamente diferencia a este este episodio cero del resto de películas de la serie, y es que destaca por ser el más agresivo de todos.

El guión peca de poco esforzado o, por contra, de poco inspirado, ya que en más de una ocasión resulta confuso y en otras tantas, demasiado banal. Es decir, que podría haberse sacado mucho más partido a la trama o, al menos, justificar algo mejor el papel de Stryker, un tipo en la más pura tradición de "científico zumbado que hace lo que hace exclusivamente para joder". La historia en sí es curiosa pero hace gala de una falta de lógica realmente alarmante en ciertos pasajes, lo que te impregna de esa sensación de producto manufacturado y empaquetado sin más pretensión que la de recaudar un buen montón de dinero. Y he aquí el lastre principal de la inmensa mayoría de producciones actuales.

A pesar de sus defectos anteriormente mencionados, el conjunto se antoja bastante gratificante, principalmente porque no es el pastiche de mutantes y cameos que supuso la anterior entrega, aunque aquí haya también un par de personajillos metidos con calzador. A destacar su final, que enlaza medianamente bien con la trilogía original o, más bien, con la primera de las películas que la componen.

En resumidas cuentas, X-Men Orígenes: Lobezno, título disléxico a más no poder, es una dignísima cinta de sci-fi y acción, con buen espíritu de cómic y tremendamente entretenida.

En vista del éxito, ya se ha anunciado secuela.

Un 7.

Leer critica Lobezno en Muchocine.net

No hay comentarios: