jueves, 16 de abril de 2009

Terminator: Las Crónicas de Sarah Connor, otra serie que se acaba...


Ya finalizó la segunda temporada de Terminator: Las Crónicas de Sarah Connor, con un episodio, Born to Run, memorable, sorprendente y, en suma, tremendamente bueno. El problema que se deriva, para mi desgracia, es que no se cierra prácticamente ninguna trama y todo queda en el aire, además de que la conexión con Terminator 3 es prácticamente imposible. Mi impresión de esta segunda es que los primeros 8 episodios estuvieron muy bien, los que vinieron en torno al parón regularcillos (algunos interesantes, eso sí) y después la temporada ha ido aumentando su calidad hasta llegar a un final apoteósico y hasta emotivo. El problema que le he visto, a grandes rasgos, es que la profundización que pueden hacer no va más allá de los personajes y no desarrollan demasiado las tramas. Por consiguiente, desconocemos multitud de datos importantes para que el conjunto tenga plena coherencia.

Podemos considerar a esta serie como un universo paralelo a la historia que ya conocíamos y que nos narró el tercer film. Y he de ser sincero, ahora me hablan de Sarah Connor e inmediatamente me sale el rostro de Lena Headey. Y es que tanto ella como Thomas Dekker y Summer Glau han mostrado tanto carisma que pensar en otro John Connor y compañía se me hace verdaderamente difícil. Lo que sí es cierto es que la versión televisiva de Terminator supera con creces a su tercera entrega cinematográfica.

Y ahora la putada: No habrá tercera temporada si los rumores que empiezan a rular por ahí son ciertos. Lo que se traduce en que nos quedaremos sin conocer todos aquellos datos que vendrían bien para comprender a fondo las crónicas, la historia quedará prácticamente coja, deberá añadirse al cajón de series canceladas carentes de un final cerrado (¿os acordáis de lo que pasó con Blade?) y, sobre todo, en que la Fox no va a ser la que me contente en materia de series ni de cine. Si toman su absurda decisión de darle el finiquito a esta notable versión televisiva, no tendré más remedio que fastidiarme, aunque me dejarán más que claro que tienen poca idea de cómo hacer las cosas y tener contento al espectador (sólo con habernos ofrecido Dragonball evolution, poco interés deberíamos tener en esta gente).

En fin, mi nota final para esta segunda temporada asciende a un merecido 7,5. Aunque lejos queda del 10 de la primera tanda.

No hay comentarios: