jueves, 2 de abril de 2009

Robocop: Dark Justice


Crítica:


Concebida inicialmente como Robocop 4, y realizada en 2000, Robocop: Prime Directives es una miniserie de cuatro episodios de una hora y media de duración cada uno y Robocop: Dark Justice, es el primero de ellos.

Mi impresión sobre tan psicotrónico producto es que está a años luz de la trilogía original, pues es una especie de descafeinada versión de la genial y despreciada Robocop 3 con breves notas de violencia y con un bienvenido a la par que retorico sentido del humor (negro). Pero al ser un producto destinado a la TV, el menor presupuesto repercute notablemente en el acabado final, por lo que el film se resiente en un apartado tan fundamental como son los FX. Tampoco tenemos ni a Peter Weller ni a Robert Burke, sino a Page Fletcher para interpretar al poli cibernético.

Los primeros planos y los interiores son lo más abundante de la función, y de Delta City vemos un par de planos generales que suenan demasiado postizos gracias a (es un decir) los retoques digitales.

Y, por supuesto, es imposible negar la evidencia de que el libreto no es capaz de ir más allá que cualquier película previa que hayamos visto del personaje, y no puede aportar una historia lo suficientemente sólida como para resultar innovadora y gratificante. Por si fuera poco, la película se permite incorporar flashbacks que narran el pasado de Murphy, pese a que poco tenga que ver con los argumentos de los films originales.

A pesar de que encierra escenas de interés, sobre todo las referentes a ese incoherente pasado de Murphy, Robocop: Dark Justice es casposa, muy casposa, y creo que es esa su mejor virtud, pero no le podemos buscar nada más a un subproducto pobretón y bastante mediocre, que de puro simplón, absurdo y divertido, consigue llegar al cinco raspado con cierta deificultad.

Al menos, entretiene...

No hay comentarios: