lunes, 23 de marzo de 2009

Seducción mortal.


All the Boys Love Mandy Lane, de Jonathan Levine.

Crítica:

Aburrido y tópico slasher de cuarta que, a pesar de un comienzo prometedor de ambiente institutiense, cae en todos los tópicos del género, sin gracia alguna. La trama es curiosa: una chica preciosísima, Mandy Lane, trae de cabeza a todos los chicos salidillos del insti, hasta el punto de que alguien mataría por estar con ella. Lamentablemente, el conjunto, pese a lo rocambolesco y gracioso de la idea, deriva en un bodrio predecible, mal rodado y peor interpretado, cuyo único interés radica en un par de momentos morbosillos, alguna que otra salpicadura de sangre y un final inesperado que no consigue salvar de la quema el resto del film.

Llega un momento en el que la historia se hace tan predecible que su visionado pierde completamente su razón de ser... acabando con la paciencia de un servidor. Y, por si esto fuera poco, cuando acabas de ver el film, te preguntas si todo lo que has visto ha tenido algún sentido, no sólo por las incontables situaciones imbéciles que viven los torpes adolescentes del bodrio, sino por la trama en general. Ved la película y entenderéis.

En definitiva, otra muestra más de ese terror adolescente que renació y murió con Scream y derivados, incapaz de transmitir una plena sensación satisfactoria al espectador aficionado al terror que busque alguna sorpresa dentro del género. Si acaso, cabría destacar una sucia y granulosa fotografía que, al menos, dota a la película de un tono turbador bastante conseguido.

No obstante, hay cosas peores, aunque no tan ridículas como cambiar el título original de All the Boys Love Mandy Lane por el de Seducción Mortal...

Un 4.

2 comentarios:

Andres Pons dijo...

A mi me gusto mucho.

Peibolster dijo...

Me dejó bastante escéptico...