sábado, 17 de enero de 2009

Repo! The Genetic Opera, de Darren Lynn Boussman


Darren Lynn Boussman, tras Saw II, Saw III y Saw IV cambia parte del registro y nos plantea un remake de su corto de 2006. La historia es la siguiente: En pleno siglo XXI, una epidemia que causa fallos orgánicos está acabando con la vida del planeta al provocar la muerte a millones de personas. Ante este horror nace GeneCo, una empresa biotecnológica capaz de ofrecer financiación para las operaciones más modernas de cirugía. No hay fronteras en cuanto al órgano trasplantado. Sin embargo, en caso de que los trasplantados no puedan pagar sus operaciones, la empresa se reserva el derecho de recuperar los órganos a cualquier precio, aunque esto suponga la muerte por asesinato del paciente.

Una premisa bestia como ella sola, y encima todo ello filmado en clave de musical rock. Montones de temas góticos y pegadizos que pemiten avanzar la historia a la perfección. Poco a poco nos vamos introduciendo en la historia y se nos va presentando a los personajes. Presentación que merece atención ya que se hace a modo de cómic, por lo que a través de las más curiosas viñetas se nos va dando la información. Mención merece también la curiosa introducción, que aprovecha el mismo recurso.

Con un diseño de producción tran siniestroide como su chillona fotografía, el film es una combinación perfecta del más truculento gore con el drama, el musical y el suspense, en el cual se pueden descubrir multitud de referencias cinéfilas al universo de la Nueva Carne. No es, ni mucho menos, apta para todos los paladares, pero aún así deberíamos denunciar su escasa disfribución en salas de nuestro país.

Me ha resultado gratificante, bien realizada, divertida, entretenida y, en resumidas cuentas, un buen ejemplo de que, más allá de las notables entregas de Saw, Lynn Boussman es un director a tener muy en cuenta. Diversión desprejuiciada para espectadores con estómago, siempre abiertos a proposiciones interesantes.

Instantáneamente, de culto.

8.

No hay comentarios: