lunes, 15 de diciembre de 2008

The Zombie Diaries



The Zombie Diaries, de Michael Bartlett y Kevin Gates.
Con Russell Jones, Craig Stovin, Jonnie Hurn, James Fisher, Anna Blades, Imogen Church, Kyle Sparks, Alison Mollon, Victoria Nalder, Jonathan Ball


Dada la enorme decepción que resultó lo que presuntamente iba a ser una nueva obra maestra zombie, tenía ganas de ver algo que superara a El Diario de los Muertos (sí, ese film que dijeron se estrenaría en julio en España y que aún seguimos esperando...) y, por suerte, lo encontré. Hablo de un film llamado The Zombie Diaries, escrita y dirigida por Michael Bartlett, Kevin Gates. Puede sonar a plagio, pero data de 2006, así que puede catalogarse de original.

La trama vuelve a ser lo mismo de siempre y no es más que la enésima vuelta de tuerca a la infección epidémica zombie que llevamos viendo en cine durante años y años.
Todo consiste en pasar por un filtro al estilo Proyecto de Bruja de Blair y menear mucho la cámara para que todo parezca que es verdad. Y, al menos, lo hace de una manera más que decente. La idea, a pesar de sobada, resulta agradable, y consiste en ir narrando la historia a través de diversos diarios que aporten diferentes puntos de vista, todos ellos finalmente interconectados, a pesar de representar cada uno de ellos un pequeño microcosmos.

Desagradable y bestia, el tono documental ayuda bastante a sacar adelante el producto, bastante superior en calidad al film de Romero, alejado de la torpeza narrativa de aquel y realizado de una manera mucho más convincente y realista. Es lo mismo una y otra vez, pero el sanguinario, violento, depresivo y terrible final sube puntos de inmediato a una cinta no sobresaliente pero sí bastante apreciable dentro de lo que últimamente se puede ver.

Momentos acojonantes cargados de angustia, sangre, muchos zombies y una contínua sensación de ya visto son los ingredientes de este apreciable film, estrenado, cómo no, directamente en DVD en nuestro país. Y vuelvo a reafirmarme: el mejor cine se vé en vídeo, mal que nos pese.

No hay comentarios: