sábado, 27 de diciembre de 2008

Ultimátum al planeta (Heatstroke)



Ultimátum al planeta, de Andrew Prowse.
Con D.B. Sweeney, Danica McKellar, Chris Cleveland, Kelly Rice, Zac Heileson.


Crítica:

Lamentable bodrio televisivo, de título original Heatstroke, estrenado en TV bajo el engañoso título de Ultimátum al planeta, aprovechándose del éxito del flojo film de Scott Derrickson. Básicamente, la trama consiste en que un puñado de aliens llegaron a la Tierra para aumentar la temperatura global y aniquilar a la especie humana. Un destacamento militar especializado en extraterrestres y cosas raras se encargará de enfrentarse a los bichos, o lo intentará cuanto le permita el pésimo guión, deslabazado y absurdo hasta el hastío.

A parte de un guión banal, aburrido, cargado de tópicos y diálogos sin interés (a la par que forzados y poco solventes), el film tiene lo que posiblemente sean los FX más casposos y vergonzantes que haya visto en mucho tiempo. Ríanse ustedes de los productos de The Asylum, ellos no son los únicos productores de cine-basura. Ver los trucajes de saldo de este film es, sin duda alguna, lo mejor de todo, consiguiendo el efecto contrario al que seguramente desearía su director. Lo que logra es el carcajeo mayor y absoluto, en gran parte porque encima se permite recrearse en las escenas violentas, y no tiene reparos a la hora de mostrar las tremendas mutilaciones de las que son capaces los, a su vez, nada inspirados bichos, aunque estén rodadas de un modo sonrojante, eso da igual.

A parte de su nulidad cinematográfica, poco más se puede añadir acerca de este subproducto, pensado exclusivamente para rellenar la parrilla televisiva en una tarde de domingo. Aunque, en serio, como comedia involuntaria merece la pena, y de tan mal hecho que está todo, desde las escenas supuéstamente dramáticas hasta la aparición de los alienígenas, divierte lo suyo.

Y atención a la presunta actriz Danica McKellar, vista en la mediocre Hack! (¡Corten!), que más lejos de lucir palmito y poner cara de colegiala viciosa, poco más se muestra capaz de hacer. El resto de la plantilla de actores, más o menos cumple su trabajo con mediano convencimiento, pero siempre moviéndonos dentro de los parámetros de este tipo de trabajos manufacturados en dos días.

Un cero como una casa, no le puedo dar más a este engendro. De verdad.

No hay comentarios: