lunes, 15 de diciembre de 2008

Rastro Oculto

Curioso e hiperviolento thriller protagonizado por una interesante Diane Lane, que camufla su condición de producto formulario y repetitivo con una cuidada realización y un envoltorio sugerente. No es más que otra historia de psicópata un tanto previsible, que bebe de la influencia de Saw y sigue esquemas más convencionales, propias de films formularios como El coleccionista de huesos y derivados, combinándolos además con la esencia de otras películas de la calaña de Terror en la red.

A pesar de sus convencionales planteamientos, sabre producir tensión gracias (es un decir) a sus sanguinarios y brutales asesinatos. El film ha producido debates sobre si denunciaba la violencia en los medios para finalmente mostrar él mismo mayores atrocidades. Servidor cree que si se va a elaborar una película que trate del tema, mostrar explícitamente esa violencia es de lo más razonable.

Eso sí, no recomiendo la película a espectadores sensibles, aunque después de grandes clásicos modernos como Hostel, Saw y etc. el aficionado al género anda ya bastante curtido.

Un film de tintes azulones, morboso, rebuscado, violento y cruel, y al mismo tiempo extremadamente simple, dentro de lo paradójico, que se ve con sumo agrado, se consume fácilmente y se olvida con la misma facilidad. Y, a pesar de todo, no está nada mal, vaya.

Un 7, a pesar de que daba para más, pero no resulta ni cutre ni malo ni nada por el estilo, cosa que ya es mucho para un film estrenado en salas.

No hay comentarios: