miércoles, 24 de septiembre de 2008

Death Race: La Carrera de la Muerte


Death Race, de Paul W.S. Anderson.

Con Jason Statham, Joan Allen, Tyrese Gibson, Ian McShane


Paul W.S. Anderson es un director bastante discreto que, a pesar de todo, ha parido films bastante potables, como Mortal Kombat, Resident Evil o Alien Vs. Predator. A pesar de que siempre hace lo que le da la gana y a pesar de que tampoco es un maestro escribiendo argumentos con sentido de la lógica, con Death Race ha logrado su mejor trabajo. Death Race, La Carrera de la Muerte, es un remake del clásico de la factoría de Roger Corman, La Carrera de la Muerte del Año 2000. Aunque no parte de un guión complejísimo, la presente película es todo un ejercicio de acción brutal desenfrenada donde la máxima consiste en ser testigos de sanguinarias carreras de coches rebosantes de aceite.

Protagonizada por Jason Statham (Crank, Transporter, In the Name of the King), La Carrera de la Muerte es una action-movie de serie B con FX de serie A, rodada impecablemente bien, y supone un subidón de adrenalina como hacía tiempo que no se disfrutaba en una película. Básicamente, el film no es más que otra macarrada al uso, muy al estilo A todo gas, y pasado por un filtro a lo Dead or Alive, ya que se recurre a un cómico recurso que narra el sangriento y bestial concurso que da nombre a la cinta.

Donde Anderson sale peor parado es, sin duda, en la confección del guión, ya que, para un argumento demasiado simplista, puede llegar a complicarse de manera alarmante. Y toda la complejidad de la trama y el supuesto suspense quedan reducidos al mínimo al concluir el film.

Por tanto, si bien Death Race es una película extremadamente simple, sí puede catalogarse como un espectáculo sangriento, brutal, apocalíptico, entretenido y, lo mejor de todo, divertido, haciendo disfrutar a todo aficionado al género. Y es que esta cinta es para fanáticos del terror casposo en la línea de los films de los años 70, de donde procede su influencia, que bien se deja notar a lo largo de todo el metraje.

Interpretaciones correctísimas, acción a lo bestia y unos FX de infarto son los mejores ingredientes de esta odisea ultraviolenta, que supone la mejor película de su director hasta la fecha. Una muy buena elección para los amantes de las emociones ultrafuertes, y tan notable como Doomsday.

8.

(Por supuesto, los de The Asylum acaban de estrenar su propia versión, titulada Death Racers. Tremendo...)

Leer critica Death Race. La Carrera de la Muerte en Muchocine.net

No hay comentarios: