martes, 16 de septiembre de 2008

Antes del amanecer



Before Sunrise, de Richard Linklater.
Con Ethan Hawke, Julie Delpy.



Crítica:


La historia que rodea a esta película es de lo más divertida. Imagínense que se encuentran tomando té con sus amigos en un agradable local a la una de la mañana, en donde emiten una película protagonizada por Julie Delpy y Ethan Hawke, en inglés y con subtítulos en un idioma raro. Imagínense que la película consiste en ver pasear por Viena a los dos tórtolos y que, dado que el volumen está al mínimo, no se enteran de nada. Evidentemente, me picó el gusanillo y me hice con la película, titulada Antes del amanecer, y secuela, Antes del atardecer.



¿Peibolster viendo una película romántica? ¿Y que encima le ha gustado? Llega un momento de la vida de todo aficionado a los zombis en el que tiene que aparcar sus ansias sanguinolentas y ponerse a diversificar y disfrutar de otro tipo de historias. Y Antes del amanecer es el entrenamiento perfecto, puesto que narra una historia romántica sin necesidad de resultar empalagosa. El final es algo amargo, y al mismo tiempo te deja una sensación de felicidad.



La mayor virtud del film es que rebosa originalidad. Se centra en un chico americano, Jess, que durante un viaje por Europa, casualmente, conoce a una chica francesa, Celine. Dado que él tiene que apearse en Viena y regresar a los Estados Unidos al día siguiente, éste le propone a ella bajarse con él y pasar la tarde en la ciudad. Ella acepta la idea y juntos pasan una agradable tarde-noche hablando de la vida y de un futuro que puedan o no llegar a compartir.



La idea del guión es clara y concisa, y va directa al grano. La fuerza del libreto radica, no sólo en una original premisa, sino en unos diálogos realmente elaborados. La película va alternando diferentes vistas de Viena gracias a una espléndida fotografía acompañada de una bonita banda sonora, totalmente acorde con el tono del film. Una sencilla manera de narrar una historia romántica alejada totalmente de todas las típicas comedietas made in Julia Roberts y derivados...



Si además sumamos el potente guión a unas interpretaciones de infarto por parte de la guapa Julie Delpy y el siempre convincente Ethan Hawke, no podemos ignorar la tremenda calidad artítstica de la presente película, sin duda una agradable muestra de drama romántico cargada de momentos inolvidables y otros, además, muy divertidos. El final, cómo no, se antoja un poco lacrimógeno, aunque no menos



Y es que, no hace falta deprimir a todo espectador viviente para contar un buen drama. Y, qué coño, una historia imprescindible para cualquier espectador que tenga un mínimo de sensibilidad que, como un servidor, tiene el sueño de vivir y sentir algo semejante por alguien en algún momento de su vida.



Cine independiente de calidad de la mano de un sobresaliente Richard Linklater (A Scanner Darkly, entre otras), con guión del mismo Linklater y Kim Krizan y, merecidamente, premiada en 1995 en Berlín con el Oso de plata mejor director.




Un 9.

4 comentarios:

jrodriguez7436 dijo...

Cumple feliz,
cumple feliz,
te deseoo yoo (tu tioo),
cumple feliz
(y a tu querida hermanita)

Peibolster dijo...

Muchas gracias, y encima en el blog!! Esto es tremendo!!!!

Alvaro dijo...

Totalmente de acuerdo. Un respiro dentro de tanta pelicula con exceso de FX, y destrucciones apoteósicas. Al principio me parecio lenta, pero al dejarte envolver por la magia de la pelicula, deseas que no termine nunca. Es la frescura de una relacion recien empezada, y casi recien terminada, donde no importa el futuro, no importa el pasado de cada uno. Solo importa el presente.

Peibolster dijo...

Qué potito, snifff....