martes, 8 de abril de 2008

Casi 300, o como hacer la peor película de 2008...


La mejor película de estos últimos días ha sido sin duda alguna Casi 300, una brutal parodia del film 300, de Zack Snyder, y a la que supera absolutamente en todo. Y ahora, en serio. Casi 300 es posiblemente una de las mayores basuras que ha dado la industria cinematográfica, no durante esta década, sino en toda su historia. Comparar semejante engendro fílmico con obras maestras de culto de la talla de Aterriza como puedas o Agárralo como puedas, o incluso con obras menores pero potables como la primera y tercera entregas de Scary Movie, podría ser considerado como delito, como delito es que a esta cosa se le llame película y, mucho menos, cine. No suelo ser muy propenso a catalogar lo que es cine y qué no lo es, pero queda claro que esta mierda no lo es. Para seros sincero, no he podido terminar de ver este engendro, es más, con una media hora de semejante truño tuve suficiente para elaborar la crítica. Como viene siendo habitual, la gracia (dudosa) consiste en parodiar todo lo que se pueda, ya sea cine o no, pero sazonándolo con mal gusto en cantidades industriales. Por tanto, nada más empezar comienzan a sucederse gags, uno tras otro, que en ningún momento me sacaron ni media sonrisa porque ya me los sabía todos, incluyendo la patética escena del pingüino de pega que se caga en la cara del protagonista. ¡Qué gracioso! A los escasos cinco minutos, ya aparece la obligatoria Carmen Electra haciendo lo que más la gusta: ser una guarra, así que tampoco es que tenga que esforzarse mucho en su papel. Los escenarios de cartón piedra, los continuos chistes de corte sexual (sólo tiene algo de gracia esa burla hacia la original 300 por su aparente tono gay), las parodias de American Idol, Paris Hilton y, posiblemente la peor, la de Britney Spears., son tan lamentables que más que risa dan pena, aburren, evidencian una falta de talento alarmante y hacen ver que el público al que va dirigida esta mierda es tan cutre como ellos mismos (me refiero, cómo no, a toda esa legión de jovenzuelos salidos que se supone son el futuro de la Humanidad). En lo referente al chiste sobre Britney Spears habría que decirle a estos señores responsables del engendro que, por favor, encuentren la diferencia entre lo que es humor negro y mal gusto, y que se esfuercen un poco por no meter parodias sin ton ni son cuando no vienen ni a cuento. Resulta que la Britney dice que es capaz de ser una buena madre, pero lo supuestamente divertido es que lo dice con un bebé muerto entre los brazos. Y, personalmente, no me hacen gracia los chistes sobre niños muertos, ni mucho menos ver a uno como el que se nos muestra en el filme.

Resumiendo, Casi 300 es aburrida, absurda, imbécil, nefasta en todos los aspectos (técnicos, actorales...), y está dirigida a un público inmaduro y masificado. Posiblemente la peor película del año (y aún queda mucho). Un cero como una casa.

Con sólo pensar que aún tienen previsto estrenar Superhero Movie (parodiando la primera Spiderman) y Scary Movie 5 ya me hecho a temblar. Pero esto es industria...
PD para los responsables: Tampoco es gracioso su plagio a Spiderman 3 (eso ya no entra en la categoría de parodia).

No hay comentarios: