viernes, 14 de marzo de 2008

Terminator: The Sarah Connor Chronicles.



Hace una temporada os comenté que iban a empezar a emitir una serie de TV basada en las películas de Terminator. Pues bien, con tan sólo 9 episodios, ya ha finalizado la primera temporada de esta excelente Terminator: Las Crónicas de Sarah Connor, aún inédita en nuestro país (como siempre, o hay que esperar una vida entera a que se dignen a comprar las cosas buenas o directamente pasan para emitir sólo mierda). Si en un principio la serie se vendió como una historia ambientada entre Terminator 2 y Terminator 3, yo más bien la he entendido como una ampliación de Terminator 2: El Juicio Final, puesto que, además de retomar la historia justo donde acababa aquella, vuelve a centrarse en los personajes que ya conocíamos e introduce otros nuevos pero relacionados con la historia. Evidentemente, esto es una serie de TV basada en los argumentos de unas películas, por lo que los agujeros de guión deberían estar a la orden del día como está mandado. Sin embargo, la historia concuerda a la perfección, aunque, como ya he dicho, si consideramos continuación de T2. Imagino que, si deciden hacer una segunda temporada, expliquen todos aquellos puntos necesarios para que la historia de T3 concuerde, así como todos los puntos de la misma serie, puesto que la trama queda truncada e inconclusa y, al igual que hicieron con Blade, sería una cagada bastante importante, puesto que sería una falta de respeto hacia su trabajo y más al del espectador.




En fin, hacer un comentario de una serie sin caer en el spoiler es más bien una tarea peligrosa, por lo que me voy a limitar a comentar sus aspectos técnicos y poco más. En resumidas cuentas, se trata de una serie bastante correcta, con excelentes FX y una trama consistente y bien desarrollada, que encierra momentos de increíble poder dramático. Punto a parte merecen las interpretaciones, correctísimas en su mayoría, y que incluso hacen que te olvides un poco de los intérpretes originales. Es decir, que la serie se gana a pulso su carisma. Mi recomendación es que no dejéis pasar este notorio trabajo para la pequeña pantalla, cargado de sorpresas y bastante más coherente en su conjunto que Terminator 3, pues, al menos, se dignan un poco a explicar el origen de Skynet, en lugar de pasarle el marrón al Ejército como hicieron en la tercera entrega (que, por otra parte, recuperaba el espíritu serie B de la primera y resultaba verdaderamente divertida a la par que apocalíptica y pesimista).




Un notable alto para esta serie (que por cierto, incluye a Summer Glau entre lo mejorcito y no cuenta con el tío Arnold, una referencia para todos los que se niegan a ver todo lo que lleve la palabra Terminator).




Y, por cierto, es Sarah Connor, no Connors, como dicen muchos.






No hay comentarios: