viernes, 8 de febrero de 2008

Pack de Críticas.


Aquí os dejo unas cuantas críticas algo más cortas de lo habitual para abarcar más y que tengáis que leer menos (es un decir).



Blade: The Series.


Si la trilogía original de Blade era grande y denostada, la serie de TV es mejor en todos los aspectos: tramas, guiones, diálogos, sangre y gore brutal y acción a mansalva. Un trabajo sobresaliente en el que el carisma de los intérpretes cuaja desde el episodio piloto. Además de respetarse el espíritu de la trilogía, esta continuación introduce nuevos elementos y explica otros que quedaron sin resolver. Montones de personajes interesantísimos, y un villano que supera a los anteriores para una serie lamentablemente cancelada e inconclusa que encima contaba una historia bastante más coherente.


Pesadilla en Elm Steet 5 (A Nigthmare on Elm Street: The Dream Child).


Posiblemente, una de las mejores y más fuertes secuelas de la original, que introduce elementos de las anteriores películas y a la vez otros nuevos como el aborto, el sexo y etc. Es decir, una pesadilla bastante original y bastante más cafre y pesimista que las demás, que sin duda encuentra su mayor fuerza en unos potentes FX, unas pesadillas más elaboradas y un Freddy más terrorífico al permanecer más oculto y misterioso, a pesar de que es incapaz de evitar los chistes y asesinatos con gracia. Sin duda, una entrega sugerente, grotesca, sangrienta y muy recomendable. Curiosamente, y a pesar del salvajismo que en ella se puede contemplar, la edición en vídeo indicaba que era apta para todos los públicos. Yo hasta lo entendería como un chiste y todo.


Guardianes del Día (Day Watch).


Una excepcional muestra de cine ruso, potente en todos los sentidos, desde la tremenda innovación visual (debido a un visionario director) pasando por unos espectaculares FX hasta unas interpretaciones tan poco convencionales como los personajes que protagonizan el filme. Una combinación explosiva de terror, acción, drama, fantasía y comedia verdaderamente innovadora que supuso el rechazo automático del público más ignorante (no es cine para grandes masas) y la crítica más zafia. Rechazar este producto no es más que una evidencia del cinismo generalizado, pues está bien visto disfrutar de cine de denuncia procedente del otro lado del mundo y no una obra de ficción. Realmente, un film exclusivamente para quién quiera viajar a mundos mágicos y alternativos con sólo dos requisitos: tener algo de idea de cine y no ir de pretencioso.


Escenas de Matrimonio.


Lamentable serie de cuarta en la que la pretendida gracia consiste en narrar situaciones de pareja que se suponen cotidianas y que lo único que transmiten son sensaciones de agresividad, fomentan las peleas conyugales y hacen que sexos opuestos se repudien entre sí. Esos son los principios en los que se mueve esta pseudo-serie que cuenta con una plantilla de actores tan lamentable como el resto de la serie, cargada de tópicos, diálogos chabacanos y una intención obsesiva por causar dolor de cabeza a cualquier espectador que busque pasar un buen rato sin recurrir a un programa pensado únicamente para el público en masa. A esas horas hay mejores programas para pasar un rato agradable sin recurrir a esta cosa que, pese a que no es muy correcto, puede catalogarse como mierda y telebasura de alto voltaje. Aunque es de agradecer que no recurran a parodiar la violencia de género. En los tiempos que corren, el matrimonio se merece más respeto incluso en una comedia.Penosa, patética, burda, incomprensiblemente tiene sus adeptos.


Amanecer de los muertos (Dawn of the Dead).


Otro remake que ha superado al original, y van... Una de las peculiaridades de Zombie era que en ocasiones llegaba a hacerse aburrida. Con Amanecer de los muertos no ocurre esto, pues la adrenalina y las escenas de acción están presentes a lo largo de todo el filme sin renunciar a "eso que hay que tener para que tu película sea buena": Describir a los personajes de tal forma que éstos sean algo más que carne para picar y servir en bandeja. El argumento de este remake mantiene la línea del original pero introduce cambios bastante notorios que mejoran el resultado final, entre ellos suprimir determinadas subtramas para sustituirlas por otras más interesantes. Los zombis aquí son más terroríficos, pues ya no son seres idiotas lentos y torpes, sino seres idiotas fuertes, rápidos y ágiles, una amenaza superior a lo que estábamos acostumbrados, y seguramente inspirados en los de 28 días después (lo que le sirvió a esta Dawn of the Dead para cosechar críticas funestas por determinados sectores de público y crítica). Por supuesto, se puso el grito en el cielo cuando se iba a rodar este filme pues se consideraba que si ya estaba hecha La noche de los muertos vivientes para qué hacer más. Afortunadamente, esta entrega de terror superó con creces al original y a muchos otros títulos de temática similar, me parece que en gran parte eso es debido al más que sobresaliente trabajo de los tres actores principales, especialmente Sarah Polley y Jake Webber, que bordan el papel de forma impecable. Y, por supuesto, el resto de la plantilla también se merece el notable, destacando el papel del, en principio odioso y finalmente entrañable, CJ. En cuanto a FX, un brutal y sangriento trabajo por parte del competente equipo técnico. Apocalíptica, angustiosa, frenética, brutal, pesimista y sorprendente. Un título de zombis absolutamente sobresaliente que se merece estar en el puesto más alto junto a otro de los mejores films de zombis jamás rodados: El día de los muertos del maestro Romero, del que ya se ha hecho remake, aunque será directo a vídeo.


Cube 2: Hypercube.


Masacrada injustamente por montones de aficionados y críticos, una sorprendente secuela del Cube original, donde juega un papel fundamental la base científica, no tan desarrollada en el primer filme. Además, no se limita a una tópica trama de libro de ciencia-ficción de cuarta, sino que el argumento se vuelve tan complejo en ocasiones que requiere varios visionados. El trabajo de los actores es simplemente correcto, conjunto formado por profesionales canadienses a los que hemos podido ver en infinidad de producciones menores (con ello, me refiero a telefilmes y cine para DVD). Donde la película flaquea considerablemente es en los FX, todos digitales y bastante postizos, pero la ambientación en el interior del Cubo es tan buena que sube puntos de inmediato. En lo que se refiere a la historia como tal, aporta datos y explicaciones necesarias al tratarse de una segunda parte de un título que dejaba muchas puertas abiertas. Como dato curioso, en un reportaje de EP3 sobre películas para vídeo (según ese periódico, algo absolutamente deplorable) se nos decía que nos libramos de ver dos bodrios enormes (contando la tercera), ya que debe de ser que ellos sólo entienden como bueno lo que se pone en el cine. La próxima vez les pediré perdón por no ser tan underground como ellos. Mi nota: Un notable más que sobrado para una película de ciencia-ficción, suspense y terror que no dejará indiferente.


Siniestro (Sanctimony).


Uwe Boll se debió de flipar mil cuando vió Seven y American Psycho y le hizo ilusión rodar algo parecido. Es decir, que esta Sanctimony no es más que un pastiche de ambas con ritmo de música machacona y actores de prestigio como Casper Van Dien y Eric Roberts. La película, al menos, engancha, y aunque sea de puro psicotrónico, divierte lo suyo, pese a que Boll no tiene reparos en introducir un montón de escenas inconexas (toda una tradición en su obra) con el fin de complicar una trama del todo convencional. Aún así, a mí me ha parecido medianamente buena y mínimamente decente.


Justa Venganza.


Una notable entrega de Van Damme, cuyo argumento supera con creces los principios facciosos, pero de visión justificada a todos aquellos que disfrutan tanto con sus filmes como con las clásicas películas de venganza estilo Cannon, pues su argumento no es más que eso: la (justa) venganza de un padre de familia. Pese a lo tópico que pueda parecer, Van Damme actúa con solvencia y la película, de estilo videoclip, está lo bastante bien rodada como para que uno no pierda la atención en ningún momento. Por supuesto, no gustará a todo el mundo y provocará el rechazo inmediato de todo espectador "bienpensante", pero para aquellos amantes de la accióm pura y dura, y sobre todo para los seguidores de su protagonista, Justa venganza es una sabia elección, que supera a otros títulos como la solemnemente mala Sin control.


Tuno Negro.


No exagero si coloco a este engendro fílmico como una de las peores películas del cine español. Dado que el cine español se caracteriza por dotar a sus filmes de la "pertinente denuncia social" (parece ser que hacer cine no va a ligado a entretenimiento única y exclusivamente) y sus realizadores no son capaces de ver más allá de historias de lágrimas, sufrimiento y sexo exagerado, de vez en cuando se opta por hacer un tipo de cine más comercial, imitando a éxitos americanos. Aunque hay un problema: que lo hacen mal. Ya se hace bastante mal el cine español como tal (y me refiero a ese que he citado antes donde sólo se piensa en una minoría que sólo disfruta con cosas como Mar adentro y productos de Almodavia y no en los aficionados al género fantaterrorífico) y cuando hacen otros tipos, la cagan absolutamente. Este es el caso de esta imitación a la orden del día de Scream y toda la ristra de slashers que llegaron a continuación como Leyenda urbana y etc. La gracia del filme (dudosa, claro) es imitar a su modelo casi punto por punto, desde el principio hasta el final, aunque cambiando un poco el leit-motiv del asesino, aún más absurdo que en Scream, incluyendo los defectos propios al ser un burdo y anormal plagio. Pero la cosa no acaba aquí, pues no sólo es ridículo su argumento, sino sus estereotipados personajes (que ni por asomo pueden pasar por estudiantes) incluyendo a la patética Verdú, que es una de las peores actrices de nuestro "amado" cine. Como tampoco resulta lógico que, teniendo edades similares, Patxi Freytez sea estudiante y Fele Martínez policía. Las escenas gore y sus FX de baratillo, el pésimo guión plagado de lagunas y errores garrafales relacionados con la identidad del asesino y la duraación excesiva ayudan más bien poco a un bodrio lamentable, tópico, cansino, aburrido, con intepretaciones que sobrepasan los límites de lo patético y que cuenta con un elevado número de escenas de sexo que sonrojan a cualquiera. En definitiva, que en casa no se hace bien ni el cine propio ni el de imitación; y que Silke aprenda a actuar como debe ser, o mejor que se dedique a otra cosa.Un truño tan lamentable como otros productos similares como School Killer o El arte de morir. Basura en estado puro.


Gattaca.


Curiosamente las películas de verdadera sci-fi son las que nos retratan un fututo no tan lejano en el cual los hombres están encaminados hacia su destrucción o a la más absoluta manipulación por la búsqueda del ser perfecto. Gattaca es un soberbio thriller futurista con toques de ciencia-ficción en la línea de Phillip K. Dick en la que lo que realmente importa es la pregunta de si realmente importa ser absolutamente perfecto para lograr conseguir nuestras mayores ilusiones. Una impecable descripción de todos los personajes a través de diálogos y situaciones absolutamente perfectos que apenas deja considerar alguna muy pequeña carencia. Una banda sonora excepcional, una forografía y unas imáganes que dejan literalmente sin aliento para un filme de género que rebosa belleza desde el primer minuto hasta su maravilloso final, y todo un ejemplo de auténtico cine lleno de vitalidad. No sé si será una obra maestra, pero me ha dejado en una nube. Una auténtica joya.


They (Ellos).


Entretenida, terrorífica y más que competente cinta de horror claustrofóbico, oscuro y sobrenatural. Pese a que el filme bebe de todos los lugares comunes del género, narra una historia de traumas infantiles y monstruos de la oscuridad y se eleva por encima de otros productos similares como Boogeyman. En la película, y eso es innegable, encontramos pasajes que recuerdan a otros títulos, como Creep, Pulse o la citada Boogeyman. Ambientación tenebrista, actuaciones más que competentes y un guión que evita las explicaciones, quizás en exceso... Lamentablemente, el final alternativo es mucho más terrorífico y sugerente, y no se podrá ver en el montaje estrenado. Aún así, una cinta de terror verdaderamente inquietante.


Medical investigation.


Lamentable serie de médicos que parece hecha sólo para personal especializado en la materia pero que, desgraciadamente, no hace más que cometer fallos que pueden resolverse con facilidad consultando algo de bibliografía (aunque seguramente estos errores descomunales se deban a la labor, por decirlo de alguna manera, de esas personas que dicen ser traductores). Los guiones son banales, repetitivos (todos los episodios siguen el mismo esquema), pero donde fallan realmente es en esos inverosímiles procesos deductivos de los supuestos médicos. En definitiva, una serie que no alcanza la mínima calidad exigible que, por si fuera poco, se permite el lujo de incluir en las tramas detalles patrioteros acerca de lo maravillosos que son los EEUU y etc., y que cuenta, además, con una plantilla de actores tirando a mediocre. Con razón, sólo se rodó una temporada. No perdáis el tiempo con esta serie, si queréis ver series de médicos (aunque también cometan errores garrafales en ocasiones) recurrid a la espléndida House o a la verbenera Anatomía de Grey. Saldréis ganando. Ah, una cosa más: esta serie tiene una virtud, y es que supera a otras como Hospital Central o MIR, aunque eso no era tan difícil...


Psicosis III (Psycho III).


Puede que Psicosis de Alfred Hicthcock, fuese una obra maestra, de acuerdo, y hacer continuaciones de aquella película sería tarea difícil, no por parte de sus creadores, sino por parte de la crítica, que masacró sin pudor esta atractiva historia terrorífica y de suspense centrada únicamente en la mente enferma de Norman Bates. La historia está tan bien llevada que Anthony Perkins hace un trabajo sumamente notorio con un personaje que daba para una película más, tanto dirigiendo como en el propio papel de Norman. El problema es que la mente cuadriculada de la crítica poco puede comprender. Y eso es una lástima, porque Psicosis III no es una gran película, pero sí un episodio de la serie a tener en cuenta y que, desde luego, dejaba muy alto el listón para una continuación más. Muy recomendable, sobre todo para los que se niegan a ver las continuaciones de la obra maestra de Hitchcock.

1 comentario:

graco dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo en que Maribel Verdú es una de las peores actrices de nuestro cine. Pero con esa cara del golfilla que tiene mola. Ir a ver una peli de Maribel quiere decir que le vas a ver las tetas, o que la vas a ver en bolas, además... ¿¡Quien no se ha pajeado con Maribel alguna vez!? jeje