miércoles, 27 de febrero de 2008

Juno


Hoy he podido ver la que quizás sea la película que más me ha gustado de todo lo que he visto esta última temporada. Tras unos cuantos días en los que tan sólo me he dedicado a la basura más truñera e infecta, he podido distrutar de una película de esas que, cuando acaba, te dejan una sonrisilla en la cara del buen rollo que transmiten. El otro día ví Alien vs. Hunter, como bien veríais en la crítica, y os aseguro que, por muy mala y cutre que fuera, no disfruté demasiado con ella como me ocurriera en su momento con Transmorphers y otras del estilo (o incluso producciones de mayor nivel pero igualmente lamentables). Así que tenía que recurrir a alguna historia que me llegara de verdad y me ayudara a superar el mal trago y, para sorpresa de todos, dicha película poco tiene de género fantástico. Tras este garrafal rollo, os diré que el film elegido ha sido Juno, ganadora del Oscar por su original guión. No me suelen atraer las películas candidatas en estos eventos prefabricados, pero este año han sido bastante satisfactorios, al contar entre otras cosas interesantes, con El Ultimátum de Bourne y sus tres merecidos premios (aunque sean más bien referentes a aspectos técnicos). Y Juno, ahí está.


La presente es un interesantísimo y divertido relato de una chica de 16 años que se queda preñada, aunque eso es algo que ya sabéis todos hayáis o no visto el filme. Por tanto, no voy a entrar en el argumento, tan sólo en decir que me ha parecido una preciosísima comedia de tono agridulce, con unos diálogos brillantes y cuidadísimos, tan naturales e ingeniosos que casi son lo mejor de la cinta. La historia cuenta con momentos bastante tronchantes y otros algo más dramáticos pero sin recurrir a ese insoportable empeño por ponerte el nudo en el estómago que tanto gusta en el cine patrio y derivados. Y es que puede construirse un drama sin resultar molesto e incluso divirtiendo al espectador. Los intérpretes son simplemente sensacionales, destacando por encima de todos Ellen Page (esta es su mejor película con diferencia) y seguida de cerca por Michael Cera (sí, el de Supersalidos, en otro gran papel) y dan el aspecto que realmente se espera de ellos: jóvenes que tienen una vida entera por madurar.


Se ha leído y oído por ahí que el mensaje (que, sinceramente, podría pasar desapercibido) es rancio y demás calificativos, pero, de verdad, opino que sus planteamientos son acertados y muy reales para el mundo en el que hoy vivimos.


Sin duda alguna, os recomiendo este film porque no deja indiferente y, a pesar de su condición dramática, una genuina comedia agridulce que narra el paso de la juventud a la madurez o, mejor aún, algunas de sus etapas más duras y cruciales.


No obstante, los más rancios y absurdos espectadores y críticos la pondrán a bajar de un burro, metiendo en el mismo paquete a la gran juventud borreguera de hoy día, preocupados exclusivamente por cuántas plantas tiene su discoteca favorita y cuándo se agarrarán la próxima borrachera.


Una película muy buena. 9.

1 comentario:

Andres Pons dijo...

A mi me gusto mucho también.
Es grande la ELLEN PAGE.