martes, 29 de enero de 2008

Terminator: Las Crónicas de Sarah Connor


Recientemente se ha estrenado en FOX (en la de allí lejos, no en la de aquí) la serie de TV Terminator: The Sarah Connor Chronicles, de la que se han emitido ya tres episodios. Continuando la trama justo donde acababa Terminator 2: El Juicio Final, puedo asegurar que la coherencia con las películas originales es máxima y que nos encontramos ante una serie de enorme calidad, al menos por el momento. En esta serie no están ni Edward Furlong, ni Linda Hamilton ni mucho menos el tío Arnold, pero cuenta con suficientes alicientes como para que semejante detalle adquiera una importancia insignificante. Entre los alicientes citados, cabe destacar sin lugar a dudas un soberbio diseño de producción, una puesta en escena más que notable y acción y FX de altura. Luego nos encontramos ante un lujoso trabajo televisivo que engancha desde el primer momento y narra unas historias que seguramente ayudarán a darle algo más de coherencia al argumento del tercer film de la serie.


El argumento vuelve a ser el mismo de las películas: Skynet envía Terminators al pasado para que acaben con John Connor, el futuro líder de la resistencia humana en la Guerra contra las Máquinas. Aquí vuelve a ser relevante el papel de Sarah Connor, madre de John, quien junto con su hijo, cambia de identidad y ciudad continuamente, a pesar de que los Terminators del futuro les sigan de cerca. A su vez, el John del futuro les envía ayuda nuevamente, un cyborg que se hace llamar Cameron con la apariencia de una chica de instituto (pero no por ellos menos letal).


Además de la trama central, y al tratarse de una serie de TV, las subtramas se hacen necesarias, y así podemos conocer al amor abandonado de Sarah, Charley Dixon, y al detective de policía James Ellison, que investiga todo lo relacionado con Sarah, incluyendo la muerte del responsable de la construcción de Skynet, Miles Dyson.


Por si esto fuera poco se nos introduce paso a paso la posible existencia de algún desconocido personaje responsable de la construcción de Skynet, algo que considero necesario dado que en la tercera entrega el súper-ordenador aparecía ya construido sin explicación alguna, algo que, al menos a mí, me resultó francamente desconcertante.


Mi recomendación, echadle un buen vistazo a esta serie. Esperemos que esta vez no la cancelen terminada la primera temporada, como ya hicieron con otra serie basada en una trilogía, Blade, que fue cancelada a la primera de cambio dejando un montón de subtramas sin resolver (lo que fue una lástima porque era muy superior a la saga de películas).

Un trabajo sobresaliente.

No hay comentarios: