sábado, 26 de enero de 2008

La Criatura Perfecta


Título Original: Perfect Creature
AÑO: 2007
DURACIÓN: 90 min.
PAÍS: Nueva Zelanda, Reino Unido.

Director: Glenn Standring
Guión: Glenn Standring
Música: Anne Dudley
Fotografía: Leon Narbey
Reparto: Dougray Scott, Saffron Burrows, Leo Gregory, Scott Willis, Stuart Wilson, Craig Hall, Robbie Magasiva, Lauren Jackson, Peter McCauley, Glen Drake, Stephen Ure, John Summer-
Productora: Coproducción Nueva Zelanda-Reino Unido; Darclight Films / New Zealand Film Commission / Perfect Creature Ltd. / Roc Media / Sensible Films / Spice Factory.



Por deseos de un amigo, ayer decidimos ir al cine a ver La Criatura Perfecta, un curioso, interesante aunque algo lacio film de pseudovampiros que combina sci-fi, acción, terror, suspense y drama a partes desiguales. El argumento principal de esta película procedente de Nueva Zelanda y dirigida por Glenn Standring se centra en una "nueva especie" de Homo sapiens conocida como La Hermandad. Luego, si nos fijamos bien, la cosa ya empieza por mal pie con las introducciones al confundir ideas tan simples como especie. Si Homo sapiens es ya una especie, sería más correcto referirse a La Hermandad como una subespecie, una variedad, etc. pero no una especie de, ¿otra especie? Primer fallo, pues para escribir un buen guión con base científica hay que tener unos conocimientos mínimos y no cagarla en aspectos tan simples como el que he citado. El segundo fallo importante hace referencia a lo patéticos que pueden llegar a ser los traductores y distribuidores, pues al comienzo del film, en los párrafos introductorios, podemos leer armonía con "h". Si bien en inglés se escribe "harmony", no es excusa para caer en tan grave error, luego muy poco dice de los traductores y compañía, y vergüenza tendría que darle a la distribuidora exhibir un producto con semejante error ortográfico (o bien son unos soberanos cazurros o bien les importa un pimiento la presentación y sólo pretenden recaudar dinero sin importarles nada más).


Tras este desvarío, y volviendo a la citada Hermandad, esta raza de vampiros se dedican, debe de ser por amor al arte, a proteger a los humanos, a lo largo de muchos siglos, de enfermedades y agresiones variadas. Las razones de ello no quedan nada claras en la película, pero con lo que se nos cuenta es medianamente suficiente.


El film presenta una ambientación hipotética y retro-futurista, posiblemente a mediados del siglo XX y, desde luego, un tanto desconcertante. Dicha ambientación recuerda a otras películas, e incluso me atrevo a decir que se han pretendido copiar elementos a lo Blade Runner, pasando por Underworld y Matrix. Se parece a Underworld en ciertos aspectos de corte gótico y a Matrix en el atuendo de nuestro vampiro protagonista (una especie de Neo ultraconservador).


Los valores que transmite este producto son un tanto rancios y contradictorios, aunque lo que más me ha llamado la atención es que el leit-motiv principal de La Hermandad es proteger a los débiles seres humanos de la genética (a la que se acusa de "todo lo malo"), la cual queda reducida simplemente al virus de la gripe. En ningún momento del metraje vemos a ningún enfermo de gripe ni nada por el estilo, por lo que el desconcierto es aún mayor.


Por otra parte, y haciendo referencia al título del film, el responsable de la aparición de La Hermandad es un virus, cómo no, y para variar, la experimentación con el mismo para crear la criatura perfecta (una especie de fusión entre humanos y hermanos, que a su vez recoja características de ambos) deriva en error dando lugar a una mutación agresiva del mismo, haciendo que el hermano del protagonista, Edgar, se transmute en un ser agresivo y destructor. Silus deberá encontrale, hacerle frente y acabar con él para proteger a la humanidad.


Y este es el deslabazado argumento, interesante a fin de cuentas pero bastante carente de sentido en determinados momentos y con planteamientos un tanto retrógrados (al menos no habla de lo malo y amoral que es el aborto). No obstante, está bien realizada y los FX visuales son atractivos, pasando por alto algún efecto digital (sobre todo en lo concerniente a la ciudad), así como determinados encuadres y planos. Sobre los momentos de acción, son más bien escasos y el final es algo atropellado, pero el lento ritmo se mantiene constante y sin altibajos. Y en lo referente a la sangre, tenemos en abundancia y encima convincente.


No es una buena película, mas se hace pasable y entretenida. Aunque yo no la hubiese estrenado en salas pues merecía ser estrenada directamente en DVD. Hay títulos mejores que pasan directamente al formato doméstico y que al final se convierten en pequeñas grandes películas, al estilo de Gritos de Muerte (Dead Birds).


Un 5,5 justito. Y el póster mola.

No hay comentarios: