sábado, 27 de octubre de 2007

Wrong Turn 2: Dead End (Km 666, parte II)



En el 2003, poco antes del estreno en España de la nueva versión de La Matanza de Texas, salió en cines un titulillo menor que me llamó bastante la atención pero me tuve que conformar con ver en vídeo. La película en cuestión era Km 666: Desvío al Infierno, mediocre adaptación a la española del título original, Wrong Turn. En ensencia, podría haberse resumido como la clásica historia de survival-horror propia de títulos seminales e imprescindibles como Las colinas tienen ojos y La Matanza de Texas. La historia era muy, pero que muy típica, con la típica tribu de deformes tarados caníbales y asesinos que se dedicaban a masacrar a todo aquel despistado que se atreviera a pasar por los bosques que frecuentaban. La ambientación era casi lo mejor de la función, seguido de su protagonista, la interesante y sabrosa Eliza Dushku. Los demás personajes eran carne de cañón. Pero era una película dinámica, con buenos FX de Stan Winston y que en algunas ocasiones provocaba terror y tensión de forma considerable.




Según he leído por la Red, se publicitó la secuela como si fuera una película extremadamente gore, motivo por el cual sería lanzada directa a DVD. Pues bien, en un principio, cuando decidieron rodar el filme, ya sabían que iba a ser lanzada directamente en formato doméstico, luego eso de que era muy gore y por ello iba a ser directa para vídeo no fue más que una maniobra para disimular un poco el típico producto Direct-To-DVD. Y eso que el hecho de que una película salga directa para vídeo no tiene por qué significar que vaya a ser una mierda. Esta secuela, Wrong Turn 2: Dead End, no se caracteriza por su excesiva originalidad pero es realmente cierto de que se trata de una salvajada mayúscula con unos FX gore realmente logrados, repulsivos y asombrosos. Es más, sólo por la bestialidad de dichos efectos ya merece la pena ver esta película. La historia no tiene nada que ver con la original pues ya no se trata de un viaje accidentado sino que prefieren contarnos la historia del más trillado reality-show en el que los maníacos deformes no dejan vivo ni al apuntador. Al final de la primera entrega podríamos creer que la secuela tomaría como punto de partida al mutante superviviente pero, sin embargo, se prescinde de él totalmente mostrándonos a una nueva familia con la excusa de que, a causa de unos residuos tóxicos, un grupo amplio de personas mutaron hacia las dichas formas asesinas. Luego la influencia de Las colinas tienen ojos es más clara que en la película original.
Los personajes son aún más planos y estereotipados que los de la primera entrega, destacando sin duda alguna al pedazo de bombón de Erica Leershen (La Matanza de Texas 2004, Book of Shadows: Blair Witch 2) y a la pija zorra que por lo menos enseña algo las carnes para animar la función antes de ser acuchillada de una forma salvaje. Y como ya he dicho, la sangre es el ingrediente principal de esta segunda parte, trepidante, grotesca y, en definitiva, brutal.
Aún no ha sido estrenada en España pero imagino que finalmente acabará saliendo en DVD para variar. Eso sí, me parece que han llegado a proyectarla en Sitges, pero no me hagáis demasiado caso.

Mi nota final para tan gratificante ejercicio gore es un 7, merecida calificación para un producto de consumo rápido que te garantizará pasar una tarde de diversión brutal en soledad o acompañado por los colegas, dependiendo de si tienes gente o no a quién ponerle este tipo de historias sin que se vuelvan locos o acaben echándote en cara lo que les "obligas" a ver.
Entre mis principales relaciones, se la recomiendo a la Webmaster de Esther´s Corporation.
Y aquí podéis ver a la guapísima Erica Leershen:


No hay comentarios: