miércoles, 31 de octubre de 2007

Resident Evil 3: Extinción

Ayer estuve en el preestreno de la tercera entrega de la serie Resident Evil, Resident Evil: Extinción, que se estrena oficialmente hoy en nuestro país y que ha sido dirigida por Russell Mulcahy (Los Inmortales, Los Inmortales II: El desafío) y protagonizada por Milla Jovovivh, Ali Larter y . Esta tercera entrega conserva el espíritu del videojuego pareciendo ser un cruce mutado entre la saga Mad Max y El Día de los Muertos. Se mantienen las constantes de la serie cinematográfica, es decir, los zombies, la ambientación, los FX y los saltos y tiempos bala, pero incrementando el idealismo supervivencialista y la calidad y presencia de los zombis que, igual que en las clásicas películas de muertos vivientes, han pasado a dominar el planeta entero. Poco que ver con el videojuego salvo algún que otro personaje, siendo más bien una continuación de las anteriores que entrega basada en juego, se echan en falta demasiados personajes pero se aumenta el gore. El film comienza unos cinco años después del escape de Alice de las instalaciones de la Corporación Umbrella en Detroit, ahora sola, separada de sus amigos y huyendo hacia ninguna parte, hasta que vuelve a encontrarse con Carlos Olivera, ahora al mando de un convoy de supervivientes junto a otra interesante mujer de la que nunca habíamos oído hablar, Claire Rendfield, interpretada por la sugerente Ali Larter (Héroes, Destino final, Destino final 2). La mayor parte de la película se resume en la búsqueda de Alice por parte de Umbrella con el fin de recuperar su preciado proyecto con la idea de que su sangre será la cura definitiva frente a la infección o, a lo sumo, permitirá un mayor estadio evolutivo que suplante definitivamente a la raza humana. Mientras, Alice y su nueva tropa, deciden escapar a Alaska donde, se supone, nunca llegó el virus T. Una trama algo repetitiva que tampoco aporta detalles de interés y que consiste en un escapar de los zombis y poco más pero está rodado de forma impecable y podemos ser testigos de escenas realmente acojonantes que paso de comentar aquí, tan sólo diré que el filme se hace sumamente entretenido, que tiene torrentes de acción, sangre en mayores dosis que las dos entregas anteriores y, nuevamente, un final abierto para una supuesta cuarta entrega, aunque ya he leído por ahí que no saldrá Milla Jovovich. Eso sí, de hacer una nueva entrega les aconsejaría que adaptaran alguno de los guiones de los juegos pues, sinceramente, la película está bien, pero es la peor de las tres y eso es síntoma de que Paul W.S. Anderson debería dejar de intentar exprimirse los sesos y hacer algo novedoso pero tomando como base más situaciones de los juegos.


Como detalle final os diré que esta tercera parte de la saga contiene más elementos que la podrían calificar de apocalíptica, más que a la segunda entrega (recordemos que la segunda no se tituló Resident Evil: Nemesis porque ese mismo año salió Star Trek: Nemesis y ya era demasiado Nemesis para todos, aunque el título fue un error garrafal).


Mi nota: Un 8.

1 comentario:

Krueger dijo...

Te felicito por lo que vienes realizando en tu bolg hasta el momento, una curiosidad ¿cuantos años tienes? se nota que tiene una cierto nivel importante de clardidad para dar a conocer tus ideas y tu manera de hablar de los films es muy buena, auque algo común.

Te recomendaría que tratarás de hablar de otro tipo de Cine también.